Un millar de “covas”, el atractivo de Valdeorras como destino enoturístico

Publicidad

El primer Foro del Camino de Invierno desarrolló su segunda y última jornada en A Rúa

Valdeorras cuenta con más de 1.000 “covas” diseminadas por toda la comarca. Se trata de bodegas subterráneas concebidas para la conservación del vino que, en la actualidad, conforman parte del patrimonio etnográfico y vitivinícola de la zona constituyendo, además, un ejemplo de sostenibilidad y de eficiencia energética. Así lo puso en valor esta mañana la arquitecta técnico Carina Rodríguez, en el marco de su intervención en el I Foro del Camino de Invierno por Valdeorras, promovido por la Ruta do Viño.

Publicidad

La sesión de trabajo se realizó hoy en el Centro Cultural Avenida de A Rúa, que con un panel de expertos que centraron sus conferencias en resaltar el potencial turístico de la comarca ligándolo al Camino de Invierno, así como a sus vinos, tradición e historia.

Carina Rodríguez, una de las estudiosas más importantes de las “covas” de Valdeorras, calificó de “vasto patrimonio” el conjunto etnográfico que componen estas construcciones en la comarca. A su juicio, queda por delante “un camino muy interesante por recorrer para dar a conocer y promover este activo arquitectónico, único en Galicia”.

Publicidad
Publicidad

En este sentido, considera que diseñar una propuesta turística que tenga en cuenta el vino y la arquitectura sería bueno para “atraer turismo de calidad a la comarca”.

Publicidad

La experta señaló que el valor diferencial de las “covas” de Valdeorras respecto a las existentes en otros territorios de España que albergan construcciones similares radica en que existe diferente tipología según se asienten en un suelo de arcilla, en un suelo granítico o en un suelo de pizarra.

Es decir, las “covas” difieren en función de la geología del terreno.

Además de Carina Rodríguez, participó en este segundo seminario-taller del I Foro del Camino de Invierno por Valdeorras, el editor de la publicación Vinos y Caminos, Antón Alonso. En su intervención, puso de manifiesto que “el Camino de Invierno es ya un activo turístico” para la comarca. Eso sí, lo será mucho más “si lo unimos a la Ruta del Vino, al paisaje del entorno, al patrimonio natural arquitectónico y singular de la zona (como, por ejemplo, el conformado por las covas), así como a la historia e y también al ámbito de la pizarra”.

Publicidad

A su juicio, “lo importante es crear una marca fuerte que identifique Valdeorras con el hilo conductor del vino y del Camino”.

Al mismo tiempo, el editor de Vinos y Caminos dio a conocer a los asistentes la finalidad de esta publicación. Se trata, según ha dijo, de una publicación de turismo en un amplio sentido que hace referencia a diferentes aspectos relacionados con este ámbito. Se dirige a un público global y difunde sus noticias en castellano y, a veces, también en gallego y portugués.

También participó en el foro el catedrático Rubén Camilo Lois, que abordó “El Camino como experiencia turística transversal”.

Posteriormente, se celebró una mesa redonda específicamente centrada en las “covas” de Valdeorras que incluyó a expertos como el arqueólogo Santiago Ferrer, también el gerente de
una “cova” de Seadur, Simón Val; la gestora turística Laura Mondelo o el miembro de la junta directiva de Hispania Nostra, Juan Ayres.

Durante el acto inaugural de la jornada, el presidente de la Ruta del Vino de Valdeorras, Joaquín Sánchez, destacó que el objetivo del foro, que hoy se clausura, es contribuir a posicionar la comarca de Valdeorras como destino enoturístico promocionando los diferentes activos que posee la zona, entre ellos, nuestras covas”.

En el acto inaugural, también estuvo la presidenta de la Asociación de Amigos do Camiño a Santiago por Valdeorras, Asunción Arias; y el presidente del Consello Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras, José Luis García Pando.

Pado hizo un llamamiento a todos los agentes institucionales, económicos y sociales de la comarca para trabajar conjuntamente para potenciar turísticamente Valdeorras.

Ya por la tarde, los asistentes tenían previsto conocer los activos etnográficos de la comarca puesto que la organización del foro programó un recorrido por un tramo del Camino de Invierno así como una visita a las “covas” de Seadur y una cata de vinos.