Tráfico pone el foco en la velocidad: nueva campaña

Publicidad

Del 10 al 16 de mayo inicia controles para vigilancia del cumplimiento de los límites y recuerda que hay cambios en vías urbanas

La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia mañana, lunes 10 de mayo, una campaña de control de velocidad hasta el 16 de mayo, para vigilar el cumplimiento de los límites de velocidad establecidos en vías interurbanas.

En un comunicado, la Dirección General de Tráfico argumenta que la velocidad es un factor clave en la siniestralidad vial pues está presente en el 23% de los accidentes mortales en 2019, o lo que es lo mismo: más de 300 personas fallecieron en accidentes como consecuencia de un exceso de velocidad.

El objetivo de la campaña es concienciar sobre la importancia de respetar los límites de velocidad establecidos.

Publicidad
Publicidad

La DGT también ha recordado que el próximo 11 de mayo entra en vigor la modificación del artículo 50 del Reglamento General de Circulación en lo que se refiere al límite de velocidad en vías urbanas que será de:

  • 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.
  • 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.
  • 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Los motivos que llevaron a la DGT a implantar esta medida, que ha sido reconocida por la Dirección General de Movilidad y Transportes de la Comisión Europea, como una medida positiva que ayudará a reducir la siniestralidad vial, han sido:

Publicidad

• La demanda de los ayuntamientos para tener un paraguas legal normativo y poder aplicar los 30km/h en sus localidades.

• En 2019, los fallecidos en accidente de tráfico en las ciudades aumentaron un 6%, mientras que en las vías interurbanas se redujeron un -6%.

• El 82% de los fallecidos en ciudades en 2019 fueron usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas y motoristas.

• Se reduce un 80% el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello. Si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h el riesgo es de un 10%; si la velocidad es a 50 km/h, ese riesgo de fallecimiento se eleva alrededor del 90%.