Talleres Luis de A Rúa cumple 35 años

0
1119
José Luis Rey Fernández y María del Carmen Quiroga Diéguez, gerentes de Talleres Luis

Talleres Luis, empresa del sector de la carpintería del aluminio de A Rúa, acaba de cumplir 35 años. José Luis Rey Fernández y María del Carmen Quiroga Diéguez son los gerentes de este negocio familiar, ubicado en la calle Progreso número 166.

María del Carmen Quiroga y José Luis Rey Fernández

Con una larga experiencia y una excelente reputación, este establecimiento oferta una amplia gama de servicios en aluminio, forjado, acero inoxidable y PVC, además de soldado, lacado, estructura metálica con policarbonato o cristal; persianas, estores, mosquiteras —plisadas, enrollables, correderas y batientes—, construcción de escaleras de caracol y motorización de puertas y ventanas; fabricación de cierres, puertas, cancillas, barandillas, mamparas de baño y fachadas de aluminio, entre otros servicios.

Interior del establecimiento de Talleres Luis

Esta empresa de A Rúa forma parte de la historia de la localidad. Es una de las veteranas. La fundó el padre de Mari Carmen Quiroga, Luis Quiroga Macía, hace aproximadamente 45 años, entonces especializada en hierro y forja. El 1 de julio de 1984 se hizo cargo de la misma José Luis Rey Fernández, después de especializarse en la rama del aluminio en Vigo. A partir de ese momento inició su evolución convirtiéndose en uno de los establecimientos de referencia de la comarca de Valdeorras.

Mari Carmen Quiroga, junto a la forja con la que su padre inició su andadura la empresa hace 45 años

La filosofía de Talleres Luis es una atención personalizada, directa y cercana con la clientela. Brinda servicio en A Rúa, la comarca de Valdeorras y la vecina lucense de Quiroga, además de otras localidades de la provincia como Trives y Viana y otras ciudades de la geografía española como Madrid.

Luis Rey Fernández en el amplio taller de la empresa

Su seña de identidad es la calidad de los materiales, siempre los mejores del mercado. Su apuesta como empresa es contribuir al desarrollo económico de A Rúa. No en vano, genera ocho  puestos de trabajo directos y fijos y contribuye a crear otros indirectos.

Dos profesionales de Talleres Luis

Otra de sus peculiaridades es que los trabajadores de Talleres Luis son los “de toda la vida”, personal de confianza después de tantos años de trabajar codo con codo con Luis y María del Carmen. “Son como de la familia. Tienen la llave del negocio. Todos son grandes profesionales”, coinciden María del Carmen Quiroga y Luis Rey.

La historia e la empresa va ligada a la vida de este matrimonio

La historia de la empresa va íntimamente ligada a la propia de este matrimonio. José Luis Rey es de Rubiá. Llegó hasta A Rúa después de casarse con María del Carmen Quiroga, natural de este municipio. Llevan casados 38 años. Y juntos afrontaron una vida de la que el negocio es una parte indisoluble. “Somos felices. Hemos criado dos hijos maravillosos. Mi marido es mi mano derecha y yo soy su oído izquierdo”, dice emocionada María del Carmen Quiroga.

Y ese valor de la familia la han extendido su empresa, que califican de “muy familiar”. Ambos han puesto el alma en este negocio. La recompensa del trabajo, después de 35 años, es que “la gente crea en uno”, matiza José Luis Rey. En este sentido, argumenta que Talleres Luis intenta ser una especie de “boutique”, hacer un trabajo profesional. “Lo bueno es que los clientes valoren que el servicio se ejecutó bien y que queden satisfechos”, añade.

Ambos están orgullosos de la evolución de su negocio, que forma parte de sus vidas

Para María del Carmen Quiroga, Talleres Luis tiene un valor sentimental teniendo en cuenta que dio continuidad a la actividad iniciada por su empresa. “Me toca el corazón”, dice orgullosa. Para ella, uno de los emblemas de la empresa es haber mantenido la plantilla. “Nos hace ilusión aportar nuestro granito de arena al empleo de nuestro entorno. Mi mayor alegría es poder generar empleo y ver crecer a nuestros trabajadores”, explica.

Mari Carmen Quiroga, en su establecimiento

Es una empresa comprometida y solidaria. “Nuestro compromiso con A Rúa es poder mantener el negocio, que permanezca abierto y dar un buen servicio”. Aporta siempre a todas las causas, tanto solidarias como para las fiestas de los pueblos de la zona.

La fabricación de escaleras de caracol es otro de los servicios de esta empresa familiar

La meta de José Luis Rey es el día a día y el sueño de que Talleres Luis sobreviva a los tiempos.  “El día que me jubile me gustaría que la empresa continuase de la mano de los trabajadores, que tomasen el relevo”, indica.

A José Luis Rey le gustaría que el día que se jubile den continuidad a la empresas sus trabajadores

Ambos dicen estar “muy agradecidos a toda la gente que ha creído en Talleres Luis y que ha depositado su confianza en esta empresa”. Y animan a visitar su establecimiento, en el que se realiza presupuestos de sus servicios sin compromiso con un trato exquisito y personalizado.

Interior del establecimiento

Talleres Luis es todo un emblema en Valdeorras.

Fachada de aluminio de Talleres Luis, en la calle Progreso 166
La forja tradicional es otro servicio de Talleres Luis
Flota de vehículos de Talleres Luis