Paseo histórico en A Rúa y la lápida de Lucio Pompeyo Reburro Fabro

Publicidad

Nuevo éxito de la caminata cultural organizada por la Oficina de Turismo Comarcal de A Rúa que reunió a 42 personas de Valdeorras, Galicia y Asturias

La Oficina de Turismo Comarcal de A Rúa organizó un paseo histórico cultural por A Rúa, bajo el título “A Rúa é Camiño”, en alusión al Camino de Invierno que atraviesa la localidad.

Un total de 42 personas de Valdeorras, Galicia y Asturias caminaron desde la Capilla de San Roque hasta Fontei para conocer edificios, iglesias y profundizar en algunos pasajes de la historia como la que protagoniza la singular lápida romana de Lucio Pompeyo Reburro Fabro, situada en el entorno de la iglesia de San Esteban.

Publicidad

También visitaron O Santo (Fontei), donde hay un miliario romano, y disfrutaron de una pequeña cata de vino en la bodega Quinta da Peza.

Publicidad

El paseo partió del entorno de la capilla de San Roque y abordó también detalles de la Vía Nova cuyo trazado en A Rúa coincide prácticamente con el Camino de Invierno.

El historiador Luis Carrón volvió a poner voz al relato apasionante de rincones de A Rúa. Explicó detalles de la iglesia barroca de San Esteban cuyo origen, en realidad, se remonta al siglo XII aún cuando la mayor parte de su construcción se realizó en el siglo XVII.

En el templo trabajaron reconocidos maestros de la Escuela de Astorga como Martínez Pita, que rehabilitó la nave, y los hermanos Arias, quienes ejecutaron las pinturas.

En el mismo entorno, está situada la lápida de Lucio Pompeyo Reburro Fabro, de la que Luis Carrón dijo que es es un cenotafio, un monumento en memoria a una persona muerta pero “que no está enterrada aquí”.

Comentó la inscripción en latín que consta en la lápida, una dedicatoria realizada por Lucio Flavio Facino por mandato testamentario: “Dedicada a Lucio Pompeyo Reburro Fabro, perteneciente la etnia de los Guigurros, de la tribu Pomptina y natural del castro de Calubriga, destinado en la Cohorte VII pretoriana, beneficiario del tribuno, teserario de su centuria, portaestandarte en su centuria, procurador del fisco, condecorado con cornículo por el tribuno, escogido por el propio emperador“.

Lucio Pomperyo “fue un suboficial pretoriano romano. La guardia pretoriana de Roma tenía asignada la protección de la ciudad y la del emperador”.

Publicidad

Explicó que sirvió en la séptima cohorte (agrupación de 600 soldados) de los pretorianos de Roma. Optó a ser centurión, el rango de oficial romano de dirigir cien hombres, pero no llegó a serlo”, explicó Luis Carrón.

Sobre la procedencia de Lucio, del castro de Calúbriga, para Luis Carrón pudo ser el de Santa María de Mones (Petín), si bien otros historiadores, dijo, apuntan que sería O Castro (O Barco).

La lápida romana

La lápida fue encontrada en 1680 en A Cigarrosa y los arqueólogos la datan entre los siglo II y III.

La historia de Lucio Pompeyo Reburro Fabro despertó el interés de los participantes en esta ruta que prosiguió hacia Fontei.

En imágenes:

Soledad Figueroa responsable de la oficina destacó el éxito que están registrando las rutas convocadas por la Oficina de Turismo Comarcal de A Rúa, esta última nutrida también por grupos de visitantes que aprovecharon esta jornada de puente para disfrutar de la historia y cultura de A Rúa.