O Barco: primeros test para el estudio gallego de la incidencia real del COVID-19

1770
Publicidad

En O Barco participan en el muestreo 444 personas; en A Rúa, 139; en Vilamartín, 33; en Carballeda,34; en Petín, 26; en Larouco,8; en O Bolo, 27; en Viana,72; en Manzaneda, 17 y en Trives, 51.

Cuatro de los 106 Centros de Salud del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras iniciaron ya esta mañana su participación en la primera ronda del estudio epidemiológico, diseñado por la Xunta de Galicia, para conocer el incidencia real en la Comunidad de la pandemia de COVID-19, mediante la que se realizarán test a un total 50.925 personas, seleccionadas según criterios estadísticos para obtener un muestreo representativo de la población gallega por áreas y por ayuntamientos.

En esta primera parte se realizarán en Galicia un total 50.925 test, de ellos, 7.800 en el conjunto de nuestra Área Sanitaria. Los primeros centros en los que se realizaron fueron los de O Barco de Valdeorras, Coles, Celanova y, en Ourense, en el de A Cuña- Mariñamansa.

En O Barco participan en el estudio 444 personas; en A Rúa, 139; en Vilamartín, 33; en Carballeda,34; en Petín, 26; en Larouco,8; en O Bolo,27 y en Viana,72. En Manzaneda, 17 y en Trives, 51.

Publicidad

Por medio de este estudio epidemiológico, la Consellería de Sanidade persigue un triple objetivo: estimar la prevalencia de la inmunidad frente al Covid-19 en las diferentes localidades, definir cuál es su repercusión, de acuerdo a las variables de sexo y edad, y, finalmente, monitorizar la evolución de la pandemia durante el período comprendido entre esta primera ronda y la segunda, que se realizará dentro de un mes.

Por ayuntamientos el mayor volumen de muestras se realizará en Ourense, ayuntamiento en el que participarán 2.858 personas de los seis centros de salud existentes: con mayor participación del de A Ponte, con 731 usuarios seleccionados; Valle Inclán, 600; A Cuña, 592; Novoa Santos, 550; O Couto, 212 y A Carballeira, 173. Seguido de Ourense la mayor muestra corresponde al O Carballiño, con 475, seguido de O Barco de Valdeorras con 444; Verín, 437; Xinzo de Limia, 315, y Barbadás, con 213.

Para seleccionar a los participantes, el Sergas diseñó un mapa epidemiológico de Galicia a través de dos muestras de 50.925 personas, distribuidas entre las diferentes comarcas y ayuntamientos gallegos. Así, y de una manera aleatoria, el Instituto Galego de Estadística (IGE) seleccionó una muestra representativa por sexo y edad de las diferentes comarcas del conjunto de Galicia.

La muestra se realizará mediante la participación del personal de Atención Primaria de todos los centros de salud desde los que el personal de Enfermería contactará telefónicamente con los participantes de su cupo para, tras una pequeña encuesta telefónica, citarlos para la realización de la prueba y, en función de los resultados, que se conocen en 15 minutos, será los médicos los que le comunicarán a cada paciente las instrucciones a seguir en función de los resultados, que se recogen en una aplicación específica para suyo posterior análisis.

Publicidad

La recogida de las muestras consiste en la realización de un test rápido para el que solo y preciso una pequeña punción en un dedo, para obtener una pequeña muestra de sangre que se introduce en el dispositivo de test rápido que mediante un medio reactivo, indica si esa persona tuvo contacto con el virus Sars -Cov2, que origina el COVID-19, o no.

Además, en caso de que la persona seleccionada para realizar la prueba se encuentre encamada, el personal de su centro de salud se desplazará hasta su domicilio.

Cabe subrayar que los resultados de las pruebas se comunicarán en el mismo día de su realización, por medio de una nueva llamada telefónica.

El Instituto Gallego de Estadística (IGE) se encargó de determinar el tamaño preciso para este muestreo, que permita dibujar el mapa epidemiológico de las cuatro provincias gallegas. Así, la población que será objeto de investigación permitirá estratificar la influencia de la pandemia por áreas territoriales; la prevalencia del virus según los diferentes tramos de edad (0-18 años,19-64 años y 65 o más años) y su sexo.

El estudio epidemiológico beneficiará a la población pues los resultados del proyecto permitirán conseguir un conocimiento profundo de la epidemia del COVID-19; adoptar las medidas sanitarias y de confinamiento más idóneas; conocer su incidencia de acuerdo las variables de sexo, edad, área territorial; programar ordenadamente el regreso a la normalidad de los sectores productivos y, sobre todo, anticiparse ante la posibilidad de nuevos contagios potenciales.