“No al terrorismo incendiario”

Zona calcinada por el incendio que registró en la parroquia de Santigoso
Publicidad

El incendio forestal que registró O Barco arrasó 121 hectáreas, 11 de monte arbolado y 110 de monte raso. El fuego se propagó por los montes de la parroquia de  Santigoso. El parte oficial de la Consellería de Medio Rural dejó patente que a las 15, 27 horas de ayer quedaba controlado el fuego, iniciado el día anterior a las 20,45 horas. La Xunta remarcaba la clara intencionalidad y los medios empleados: 2 técnicos, 10 agentes, 12 brigadas, 5 motobombas, 1 helicóptero y 4 aviones.

Incendio en Santigoso

La condena a este tipo de atentados contra la naturaleza no se hizo esperar, dejándose  sentir con fuerza, principalmente entre las redes sociales, y de forma unánime con un “no rotundo al terrorismo incendiario”.

Una vez más, de las incontables veces que ha ocurrido, los incendios  vuelven a poner sobre la mesa la necesidad de revisar la política contra incendios, enfocada en los últimos años a la extinción y a la dotación de medios para combatir este tipo de “terrorismo”.  Tal vez no sea cuestión de medios, sino de remodelar desde la base la política forestal, aplicar algún sistema de vigilancia eficaz, involucrar a la población en este problema, endurecer penas y, sobre todo, abordarlo desde el punto de vista técnico. La solución no es  fácil ni sencilla.

Publicidad
Helicóptero contraincendios de regreso a su base de Asturias, pasando por Valdeorras

Los incendios generados en la provincia de Ourense y Galicia en las últimas horas sonaron a “amenaza” por parte de los que están dispuestos a seguir arruinando Galicia. Los pirómanos están entre nosotros.

“No al terrorismo incendiario”.