Luis Fernández Gudiña: “mi puerta siempre está abierta a los vecinos de A Rúa”

0
575

Luis Fernández Gudiña, actual alcalde de A Rúa, es candidato a la Alcaldía de este municipio por el PSOE para las próximas elecciones municipales, el 26 de mayo. Maestro jubilado desde agosto de 2018 —con 38 años de ejercicio profesional de la Enseñanza—, le gustaría seguir prestando un servicio a la sociedad desde el ámbito de la política.  “Es una decisión que tomé en el 2007, que fue cuando me presenté por primera vez. Desde entonces, intento hacer las cosas lo mejor posible, buscando siempre dar respuesta a las necesidades que se plantean día a día. La puerta de la Alcaldía siempre está abierta a los vecinos y vecinas”, argumenta. Y es que ha sido un regidor cercano, al que cualquier persona puede aproximarse para realizar consultas y propuestas.

Fernández Gudiña es consciente que desde la política se puede ayudar a transformar el entorno, aún cuando haya que luchar contra viento y marea. Considera que el trabajo diario es la base de cualquier éxito, en la vida y, por tanto, en política. Sobre su gestión, valora que se han cubierto muchas necesidades en el municipio. Pero escapa de triunfalismos. “Nunca se está satisfecho al cien por cien. Siempre queda algo por hacer”, valora. A punto de finalizar su mandato, le quedan dos “espinas” clavadas, la dotación de un nuevo centro de salud y la ejecución del enlace de la N-120 (proyecto aprobado al que sólo faltaría que Fomento inicie las obras).

Cree que la ayuda de otras instituciones provinciales y autonómicas podría haber sido mejor pues a la hora de gobernar se tienen en los colores políticos. “A Rúa no ha tenido la compensación que merecía, teniendo en cuenta que es un municipio de 4.400 habitantes”. En este sentido, cita que ha hecho solicitudes que “muchas veces no fueron atendidas. Otras sí, si bien nos correspondía más atención. Tendría que haber mayor equidad en función de las características de cada Concello”. Y opina que se atiende más a criterios políticos que de población, u otros, en el reparto de las ayudas institucionales.

A partir de ahora se inicia una nueva etapa en el camino hacia las próximas elecciones de mayo. Pero ¿cuál es el balance de su gestión al frente de las riendas municipales? El gobierno local lo ha compartido con el BNG, partido que califica de buen compañero de gobierno. No ha habido rencillas. Eso sí, dos años “son insuficientes”, dice, para ejecutar todo su programa.

¿Qué balance hace de su etapa en la Alcaldía?

Soy moderadamente optimista del trabajo hecho. Estoy satisfecho. Se han hecho mejoras importantes, pero siempre queda trabajo por hacer. Además, el trabajo conjunto con el BNG ha funcionado bien, no ha habido ningún problema. Se han ido cumpliendo los objetivos que nos marcamos. La Alcaldía ha estado abierta a todo el mundo, también a las asociaciones con las que se ha colaborado.

¿Cuáles son las mejoras que destaca de estos cuatro años?

Se aprobó el Plan General de Ordenación Municipal Urbana en 2016, un documento muy importante.  Se llevaron a cabo mejoras en el polígono industrial, que llevaron a la Xunta a declararnos Ayuntamiento Emprendedor. Fue acondicionada la zona de O Aguillón, donde hay previstas nuevas mejoras como un arboreto.  Algo que también es un signo de identidad de nuestro trabajo es la mejora de los barrios, de zonas que están en peores condiciones o que estaban olvidadas. Así, se ha mejorado San Xulián y Cima de Vila, en Somoza. Quedan cosas por hacer, sí, pero se ha trabajado y la idea es continuar.

Las “obras invisibles” le han dado satisfacciones…

Sí, son obras que no se ven, pero necesarias. Tenemos una red de abastecimiento que se está quedando obsoleta y si no se va renovando, genera averías. También este último capítulo de averías se ha mejorado, cada vez tenemos menos porque se está mejorando la red. Cuando tenemos una avería lo que hacemos es renovar el tramo y ahí ya se acaba el problema. Se afrontó  la canalización de nuevos abastecimientos y saneamientos en el municipio; la traída de Vilela, actuaciones en A Pitarela, Pontón, Blanco Amor y Praza do Concello.

Una de sus prioridades hace mucho tiempo era la travesía

Sí.  Es muy importante las mejoras en la carretera OU-603, que llevábamos mucho tiempo esperando. Fueron eliminados todos los baches de la travesía y se acondicionó y pintó. También se ha reorganizado la zona de la calle Progreso. Esto lo que supone es que mejora la seguridad vial pues los coches tienen que ir más despacio.  También se ha ejecutado la dotación de nuevas aceras en la OU-603, desde el Campo de San Roque hasta la última vivienda del vial, y se están acometiendo en Campo Grande. Además, tendremos un aparcamiento para camiones.

¿Y en el ámbito deportivo?

Se ha conseguido cambiar la cubierta del pabellón, una de las necesidades prioritarias para que continuasen las actividades sin temor a que llueva dentro.

Finalmente, el cine regresó a A Rúa. Costó, pero ha vuelto…

Afortunadamente. La gente está encantada y eso nos permite proyectar películas que a la gente le agrada con estrenos al mismo tiempo que en las grandes ciudades. Era una necesidad que por fin la conseguimos.

También hay un nuevo albergue en A Rúa para los peregrinos

Está listo y preparado para abrir, sí. Es una infraestructura importante teniendo en cuenta que formamos parte del Camino de Inverno. Abrirá con 13 plazas y la posibilidad de ampliarlas al doble.

¿Ha habido alguna medida para los colectivos más desfavorecidos?

Llevamos a cabo la desafectación de cuatro viviendas en la zona escolar, dos de ellas se van a destinar para renta social. Todavía estamos elaborando el proyecto para reformarlas. Pero es una buena iniciativa que persigue colaborar con las personas de recursos limitados.

A Rúa también consiguió medios propios contra la avispa velutina

Hemos dado un paso importante para erradicar nidos de la avispa velutina. Estamos retirando nidos con frecuencia. Somos colaboradores del 112. Protección Civil dispone de los trajes, lanza, productos, somos casi autónomos, en disposición de quitar cualquier nido, en cualquier momento.

Luis Fernández Gudiña

¿Hay alguna actuación prevista para la iluminación del municipio?

Vamos a sustituir luminarias por muchas calles con una inversión de 203.000 euros. El alumbrado será ya de más del 70 por ciento en tecnología led, lo que supondrá un importante ahorro para las arcas municipales y menor contaminación lumínica.

El centro de salud es una de sus “espinitas”…

Sí, realizamos varias propuestas a la Consellería. La idea es construir uno nuevo. El actual está muy obsoleto. De hecho, en verano tuvimos que hacer una reforma puntual para que tuviesen aire acondicionado, son “retales”, pero hace falta un centro en condiciones.

¿De aquí a las elecciones del 26 de mayo, cuál es su apuesta?

Seguir trabajando por los intereses de vecinos y vecinas del municipio, desarrollar las obras que están pendientes y continuar con la labor diaria en el Concello.

(Luis Fernández Gudiña es una persona implicada con A Rúa. Lo era ya antes de entrar en la política, ayudando a dinamizar fiestas como la de San Roque que, durante muchos, ayudó a revitalizar con la organización de eventos culturales. Fue en 2007 cuando dio el salto a la política. Entró en un gobierno local de coalición con los independientes, gobernando de 2009 a 2011. Ahora, ha llevado las riendas desde 2017, también en otro gobierno compartido con el BNG. Cree a ciegas en la política como un instrumento para ayudar a construir una sociedad mejor. En su presentación como candidato a la Alcaldía de A Rúa por el PSOE calificó de muy interesante la próxima contienda electoral del 26 de mayo).