Las canteras dotaron de protección a sus operarios contra el coronavirus

2267
Publicidad

Los operarios llevaron mascarilla desde que salieron de casa hasta su regreso, los vehículos fueron desinfectados y se mantuvieron las distancias de seguridad, también en el comedor

Las canteras de pizarra de Valdeorras dotaron de protección a sus trabajadores contra el riesgo del coronavirus. La mascarilla fue obligatoria, tanto en el transporte como ya es habitual en las zonas de trabajo, también la distancia de seguridad, que además se aplicó a los comedores. En estos últimos, también el personal de restauración siguió el protocolo.

Publicidad

Además, los vehículos de transporte fueron objeto de la correspondiente desinfección.

Aún así, hay voces dentro de los trabajadores que prefieren que se suspendiese la actividad laboral, en algún caso por temas de conciliación familiar. “Tengo a mis padres y a mi hijo en casa y a mí me supone un gran trastorno ir a trabajar”, comentaba un operario de las canteras.

La jornada laboral a pie de canteras discurrió con normalidad.

“Fue obligatoria la mascarilla en todo momento, desde que salieron de casa hasta que volvieron a ella. Y en el comedor pusieron más mesas para que estuviesen más separados. Las camareras, siempre con mascarillas y guantes. Nos alegran estas medidas, dan cierta tranquilidad”, comentaron.