La rehabilitación de la torre de O Castro pondrá en valor su entorno

Publicidad

Se restaurarán las murallas, se dotará de un paseo, iluminación y ayudará a dinamizar el interés por reformar las casas de este enclave patrimonial

La rehabilitación de la torre medieval de O Castro revalorizará su entorno, lo convertirá en un lugar de visitas, paseo y ayudará a despertar el interés por la restauración de las casas de este histórico enclave. Revalorizará y pondrá en valor este entorno histórico.

Así lo ha dado a conocer el alcalde de O Barco, Alfredo García, que recordó que la segunda fase de la reforma llegará este año con una inversión de 305.475,86 euros a cargo del el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con cargo al Programa del 1,5% Cultural.

Publicidad

Alfredo García detalló que la primera actuación fue la torre, la plaza y una parte de la muralla. “Ahora se le dará continuidad, se consolidará y restaurará toda la muralla”.

Publicidad

El alcalde explicó que junto a la muralla discurrirá un camino peatonal, que además incorporará una pasarela, “pues hay una zona con una depresión importante” —matizó— y que será dotada de iluminación. “La intención es que la gente pueda pasear alrededor de la muralla. Por ello, una de las calles adyacentes también será pavimentada con nuevo adoquín”, detalló Alfredo García.

Destacó la importancia de esta intervención en el patrimonio de O Castro. “Todo el entorno de la muralla interior quedará arreglado”, indicó.

Publicidad

Finalizada la fase se redactará otro proyecto para continuar con la muralla exterior, que sirve de muros para las casas adyacentes. “La tercera fase consistirá en rehabilitar esa parte exterior. Hablaremos con los propietarios para ver si nos permiten realizar una especie de pasillo para que desde O Barco se vea todo iluminado. Esto lo pondría en valor”, manifestó el regidor.

El objetivo es urbanizar todo este BIC (Bien de Interés Cultural), tanto la calle que desciende hacia la iglesia como la que asciende a la plaza. Y a partir de esta rehabilitación integral, “la idea es que la gente se anime a presentar proyectos para la rehabilitación de casas. Ya hay algunas recuperadas y solicitudes”.

Alfredo García valora que la restauración del entorno de la torre de O Castro puede desencadenar el mismo fenómeno que en el casco vello de O Barco, “que se empezó a rehabilitar y se produjo un movimiento y ahora tiene muchísimas casas rehabilitadas. El casco vello ahora va por buen camino y yo espero que O Castro también, que todas las casas se puedan empezar a poner en valor”.

Publicidad

Hay que recordar que la última intervención en este enclave patrimonial fue sacar a concurso los servicios básicos, de modo que se ha canalizado el abastecimiento, saneamiento y electricidad. “Eso ya está hecho. Quedan rematar las zanjas. Queda pendiente una capa de riego asfáltico que, primero con heladas y después con las lluvias, no se pudo realizar. Está con gravilla para que consolide, queda muy poco para terminarlo”, aclaró Alfredo García.

La torre medieval de O Castro está levantada sobre un castro milenario. Por aquí pasaban vías de comunicación importantes, tanto romanas como medievales, entre ellas la popular Vía Nova, o Vía XVIII. Desde la Edad Media también fue utilizada por los peregrinos que recorrían el Camino de Invierno.

La torre brinda extraordinarias vistas del valle del Sil. Fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1994, fecha en la que la titularidad pasó al Concello de O Barco.