José María Rodríguez traspasa la pantalla y se estrenará como actor en un corto

Publicidad

El presidente del cine club Groucho Marx anima a vivir la Semana de Cine en O Barco, evento que cumple 30 años

José María Rodríguez, presidente del cine club Groucho Marx, es el artífice de la Semana de Cine en O Barco, que cumple nada menos que 30 años y que da comienzo mañana, viernes, a partir de las 20,00 horas en el Teatro Lauro Olmo.

Su pasión por el cine es sinónimo de una labor incansable para acercar las mejores películas al público. Para José María Rodríguez es todo un “orgullo” que la Semana de Cine haya llegado tan lejos y confía en la pervivencia de la misma durante muchos años más.

Publicidad

Este gran cinéfilo experimentará ahora que se siente al otro lado de la pantalla pues la traspasará para estrenarse como actor en noviembre, concretamente en el cortometraje de Rodrigo Marini, Dragón Blanco. Se enfundará en la piel de un cura muy particular (Don Velorio) que luchará contra la mafia china.

Publicidad

30 años de Semana de Cine y algunos más del Cine Club Groucho Marx, ¿qué significa personalmente para ti?

Son 30 años como podían ser 42 pues en 1980 crearon los estatutos del Cine Club Groucho Marx. Después de la primera y de la última Semana de Cine, para mí supone un orgullo, una satisfacción y la sensación de haber cumplido una tarea para hacer llegar cultura a la comarca de Valdeorras.

¿Cuándo se inició la primera Semana de Cine?

En 1983. Después hubo un parón porque se habían cerrado los cines y todavía no estaba habilitada la Casa de la Cultura en O Barco, hasta que llegó la continuidad.

Publicidad

¿Cuál es el “sello” de la Semana de Cine y del cine club. Hay alguna diferencia?

No hay forma de distinguirlas o separarlas. Es cierto que desde el cine club en el pasado se acercaban películas que aquí no llegaban porque, entonces, no había cine comercial. Una vez que sí lo hubo, sí que apostamos por cine diferente, “minoritario”, con una calidad excelente y que creíamos que la gente debía tener la oportunidad de ver. Después, en el público hay todos los gustos, unos que lo valoran bien y otros a los que les gusta más o menos. Pero tengo que decir que el público del cine club es un espectador muy bien educado desde el punto de vista cinematográfico y creo que valora el esfuerzo que hacemos.

¿Quién elige las películas?

En principio las elijo yo, pero siempre abierto a las sugerencias que puedan aportar los socios y el público en general. Muchas veces me dicen si puedo conseguir una película u otra. Eso sí, tenemos una norma de no pagar más de un tope por una película por muchas ganas que tengamos de traerla.

Publicidad

Este año no se cobró la cuota a los socios…

No. Desconocíamos si, debido a la pandemia, íbamos a poder tener actividad. Pasamos 25 películas, que no está mal. En este momento, el número de socios que renovó es algo más de 50. Antes de los tiempos de covid teníamos unos 120. Lo importante es que el cine club sigue vivo porque es cierto que si entrase en “números rojos” sería muy difícil recuperarse. Estoy contento del respaldo de los socios y respuesta del público dentro de lo complicada que está siendo la pandemia.

El cine club Groucho Marx es uno de los promotores de la cultura

El hecho de ser socio supone que apoyas al cine club y te da ventajas respecto a la entrada. Pero, efectivamente, la singularidad del cine club es que está abierto al público, venga de donde venga.

La edición de este año está dedicada a Luis Nogueira…

El cine club todos los años dedica la “butaca de oro” a alguna persona. Luis era socio fundador del “Groucho Marx” y un luchador.

La exposición de carteles de cine ¿cuándo se puede visitar?

Durante las proyecciones y cuando la Casa de la Cultura permanezca abierta. Consta de carteles de todas las ediciones de la Semana de Cine.

La calle Real ha retratado en forma de mural la pasión por el cine en O Barco

Se realizó con mi “fondo de armario” de cine, es decir, rollo de película, carteles etc. Fue diseñado por una profesora de Bellas Artes de Pontevedra y ejecutado por el artista Chere. Además, yo soy un firme defensor de los murales en los espacios públicos, los embellece.

Pronto debutarás como actor en el cortometraje de Marini, “Dragón Blanco”, ¿cómo se produjo este salto?

Sí. Va a ser mi debut como actor. Mi papel es el de un cura muy peculiar que se va a enfrentar a la mafia china. Me lo propusieron, me dijeron que aportaría frescura al guión y acepté. El rodaje será en noviembre. Es un corto que se va a grabar en Madrid pero que acabará en Valdeorras. Ya se iba a hacer antes de la pandemia, pero a raíz de ésta hubo que parar. Estoy encantado, muy contento.

(Todo preparado para el comienzo de la Semana de Cine en O Barco con José María Rodríguez al frente de un programa que, sin duda, sumará nuevos éxitos)