Jesús Francisco Ares: “El Camino de Invierno es extraordinario”

Publicidad

El presidente de la Asociación de Turoperadores de Galicia cree que en verano va a repuntar el número de peregrinos nacionales en todas las rutas jacobeas

Jesús Francisco Ares Vázquez, presidente de la Asociación de Turoperadores de Galicia, conoce bien el Camino de Santiago y las distintas rutas jacobeas. No en vano fue uno de los ponentes de unas recientes jornadas en A Rúa sobre “Coñece os Camiños”, organizadas recientemente por la Orden del Camino de Santiago.

Aún cuando la pandemia ha supuesto un paréntesis en la vida del Camino, estima que recobrará toda su fuerza, sobre todo a partir del próximo verano. El Camino de Santiago es hoy, dice, el mayor referente turístico de Galicia a nivel internacional.

Publicidad

Jesús Francisco Ares Vázquez cuenta sus impresiones sobre las rutas jacobeas, especialmente el Camino de Invierno que atraviesa Valdeorras.

Publicidad

¿El Camino se recobrará este año del “golpe” de la pandemia?

La referencia turística de Galicia ahora mismo es el Camino de Santiago. Tiene un gran proyección internacional. Lamentablemente, la pandemia lo paralizó. Pero creo que a partir del proceso de vacunación se abrirá un buen período. Además, peregrinar por el Camino encaja perfectamente en el turismo que se está demandando: turismo sostenible, contacto con la naturaleza y al aire libre. Va a tener mayor impulso. En su historia ha tenido momentos bajos, y éste es uno de ellos, pero se recuperará con fuerza.

¿El Camino es una alternativa para esquivar la COVID-19?

Sí. Es un entorno seguro, al aire libre. Creo que este verano va a tener demanda, básicamente en los mercados de proximidad, nacionales, locales y también Portugal. Los mercados que impliquen tomar transporte aéreo tendrán una recuperación un poco más lenta, pero es lógico y previsible dentro de la situación epidemiológica.

Publicidad

¿El Camino tiene suficiente infraestructura de alojamientos?

Está mejorando. La necesidad va creando nuevas infraestructuras y cada día hay más alojamientos. Necesitamos un poco más en ciertos caminos, sobre todo para ciertos perfiles de clientes. Se precisa alojamientos de mayor calidad para aquellas personas que no optan por los albergues. Pero vamos creciendo. De momento, hay unos alojamientos “justos”, pero con el paso del tiempo y el crecimiento del Camino vamos a tener casi equilibrada la oferta en todas las rutas jacobeas.

¿Conoce a fondo el Camino de Invierno?

Perfectamente. Mis orígenes profesionales están en esta zona. El Sil es mi referente turístico. Empecé trabajando en los primeros catamaranes de la Ribeira Sacra en 1993, haciendo las primeras rutas y, por tanto, es una zona a la que le tengo mucho cariño. Creo que después de hacer muchos Caminos que el de Invierno, paisajísticamente, es el más bonito.

¿Tiene futuro el Camino de Invierno?

Está mejorando. Es uno de los más recientes y según el flujo de peregrinos va aumentando y mejorando Todos tienen que mejorar. El Camino Francés tiene también algunos puntos oscuros, también el Portugués, que tiene alguna zona peligrosa que se puede mejorar y el Invierno necesita algo más de alojamiento, un poco más de fuerza pero, sin duda, tiene un futuro extraordinario.

¿Cada Camino tiene su encanto, por cuál se inclina usted?

Si uno quiere más contacto espiritual y menos gente, el Camino Francés es el que tiene mayor volumen de peregrinos, que en ciertos puntos y fechas de verano está masificado. Otros Caminos como el de Invierno, o el Primitivo, son más adecuados para el recogimiento. Cada uno tiene su encanto y son absolutamente diferentes y conjugan el producto turístico por excelencia de Galicia.