Galicia cierra la hostelería, los municipios y permite reunirse solo con convivientes

Publicidad

El comercio cerrará a las 18,00 horas mientras que los servicios esenciales permanecerán abiertos hasta la 21,30

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha dado a conocer las nuevas restricciones en Galicia, después de la reunión del Comité Clínico. Ha hecho un llamamiento al autoconfinamiento, principalmente de las personas mayores, y al teletrabajo, si bien incidió en que los contagios más que en lugares de trabajo se producen en las interacciones sociales en el ámbito del ocio y de relax con las familias.

Publicidad

Las restricciones se aplican de la misma forma para toda Galicia, que pasará al nivel de restricción máxima durante 3 semanas. Las restricciones entran en vigor el 27 de enero y se extienden hasta el próximo 17 de febrero.

Son las siguientes

Publicidad
  • Las interacciones sociales quedan limitadas solo a reuniones de convivientes (los que viven en la misma vivienda) 
  • Reducción de movilidad en el propio municipio salvo por causa justificada como trabajo, educación, sanidad y cuidado de personas mayores o menores
  • La hostelería cierra salvo para la recogida a domicilio
  • El comercio debe cerrar a las 18,00 horas salvo los servicios esenciales (supermercados, talleres y farmacias, entre otros)
  • Los centros comerciales cerrarán los fines de semana
  • La mascarilla es obligatoria en todas las circunstancias, también para el deporte individual
  • Cierran los centros sociales
  • Práctica deportiva restringida a la práctica al aire libre, individual y en el propio concello.
  • Cierre de los gimnasios
  • Cierre de museos, bibliotecas o establecimientos culturales y de espectáculos
  • Los centros comerciales cierran los fines de semana

Las universidades no reanudarán las clases hasta el 8 de febrero. Durante la primera semana, las clases se impartirán todas de forma telemática. Hasta el 17 de febrero no será en modalidad presencial.

Publicidad

La educación no universitaria continúa con su actividad en los centros escolares, institutos y educación infantil.

“1.622 muertes son 1.622 razones incuestionables”

Alberto Núñez Feijóo señaló que ningún reto más importante es como el de afrontar la “crisis inédita que estamos viviendo”.

Detalló que el coronavirus sigue aumentando. En este momento, hay 19768 casos activos en la mañana de hoy y como consecuencia, presión asistencial. El 0,8 por ciento de los pacientes, 161, se encuentran en UCI. El 5 por ciento, “993 pacientes con nombres y apellidos están en plantas de hospitalización” y las previsiones de la próxima semana apuntan a que las cifras “irán aumentando y tenemos que responder en consecuencia”.

Publicidad

La incidencia por cada 100.000 habitantes en la Comunidad gallega a 14 días es de 630 frente a los 829 de media en el conjunto a español y que, a 7 días, es de 375 frente a 410 de la media de España. Respecto a la situación hospitalaria, hay una presión en UCI del 19,52 por ciento, la mitad que el resto de España, que está en el 37,6 por ciento. También la ocupación hospitalaria, el 11,7 frente 21,6 por ciento de media española.

“Nuestra situación es muy preocupante”

“Galicia, por tanto, sigue mejor que la media del conjunto de España, pero sinceramente, esa información o ventaja carece de relevancia porque nuestra situación es muy preocupante. El momento que se está registrando es completamente inasumible y porque debemos protegernos frente a las nuevas cepas que, según indican los servicios epidemiológicos, son más virulentas desde todos los puntos de vista y están haciendo más complejo el tratamiento de esta ola”, señaló Alberto Núñez Feijóo.

“Quedan por pasar momentos muy duros”

El presidente de la Xunta puso de manifiesto que la pandemia sigue un comportamiento cíclico, pero la velocidad del virus se traduce en cifras de contagio inéditas. “Esto nos obliga en Galicia a elevar las restricciones al nivel máximo para reducir la ocupación hospitalaria por patología COVID y para intentar salvar todas las vidas que se puedan porque, lamentablemente, 1.622 muertes ya se produjeron hasta ahora”.

Publicidad

Además, vaticinó que aún quedan por pasar momentos muy duros. “Debemos reconocerlo y esforzarnos para superarlo”. A diferencia de las olas anteriores, explicó, existe el plan de vacunación en marcha que abre un futuro más llevadero. “Obviamente el virus no va a desaparecer, pero con la población vacunada sí será más sencilla la convivencia con el mismo”, valoró.

No obstante, dijo que “las vacunas que estamos recibiendo son todavía muy pocas e insuficientes para procurar una inmunidad aceptable. De modo que los instrumentos para luchar contra el coronavirus durante esta ola son los mismos que tuvimos en las dos anteriores”.

“Reuniones sólo con los que conviven en la misma casa”

En cuanto a las medidas señaló que convivientes son los que viven en el mismo domicilio. “Serán exclusivamente dentro del grupo familiar. No se pueden mezclar fuera las personas que no viven en la misma casa. Para los paseos y compras hay que ir acompañado de una persona con la que se conviva. La reunión de convivientes es la regla general de comunicación y compañía en las próximas tres semanas”, puntualizó Núñez Feijóo.

Recordó que el toque de queda será el dictado por el Gobierno central, a las 22,00 horas, puesto que “lamentablemente no tenemos capacidad para cambiarlo”.

“Teletrabajo, por lo menos algún día a la semana”

Expresó que 1.200.000 gallegos y gallegas acuden cada día a su trabajo. “Pedimos teletrabajo siempre que sea posible, por lo menos algún día a la semana”. Con esto se evita la movilidad y la interacción social. No obstante, “vemos que en los centros de trabajo se están cumpliendo las normas y no son el lugar que más nos preocupa. Lo que más nos preocupa son en las interacciones sociales, en momentos de ocio y relajación familiar”.

“Hay que ser implacables con los que no cumplen las medidas”

Pidió a la población que “el autoconfinamiento sea una realidad en esos momentos en que no hay que ir a trabajar o hacer compras esenciales”.

Feijóo señaló que “a nadie le gustan estas medidas y a mí tampoco, pero sé que se entiende que las tenemos que adoptar y se que mayoritariamente las cumplirán”. También invitó “a ser implacables con aquellos que no cumplen las medidas. Ni un ápice de condescendencia con quien piensa que un pequeño incumplimiento no hace daño a nadie. Están equivocados, hacen daño a muchos. Y esos muchos lamentablemente contagian a muchos más”.

“Toca ejercicio de especial sentidiño

Detalló que no puede prometer que lo que pide sea “el último esfuerzo, no soy partidario de crear falsas expectativas y la realidad es que no sabemos con certeza cuándo se alcanzará el nivel de vacunación suficiente para que la convivencia pueda ser lo que todos deseamos

No obstante, el presidente de la Xunta de Galicia argumentó que los esfuerzos que se han pedido no serán en vacío pues sirven para que los contagios disminuyan pues este es el objetivo. “Toca un esfuerzo más. Toca un nuevo ejercicio de especial sentidiño y de especial responsabilidad. Hay que reducir los contagios. El único lugar seguro es la burbuja familiar, la burbuja de convivencia”.

Para doblegar la curva, necesitamos el compromiso, la conducta y comportamiento de todos, como ya hicimos en la primera y segunda ola y como haremos en la situación crítica actual.