El pleno de A Rúa: de la batería de preguntas a la asistencia de la Plataforma por la Sanidad

0
802

La Corporación de A Rúa abrió el curso político que marca septiembre con su pleno ordinario. La novedad la puso la Plataforma Sanitaria de la localidad que acudió a la sesión para hacer visible su reivindicación: la dotación de un nuevo centro de salud.

El orden del día estuvo marcado por temas de trámite como defectos de forma en el expediente de remuneración de sueldos destinados a las dedicaciones parcial del alcalde y absoluta de la segunda teniente de alcalde —también concejala de Sanidade, Servicios Sociais e Igualdade—, Joana Gómez. Por error en las cifras, el expediente de sus salarios se había aprobado en otro pleno con unos cuantos euros menos.

Votos a favor del grupo de gobierno del expediente de remuneración de las dos dedicaciones

Así, el regidor percibirá una retribución anual de 24.192 euros, más 7.874,40 de cuotas a la Seguridad Social. El coste para las arcas municipales es de 32.066,40 euros anuales. Su dedicación es parcial, de 35,7 horas semanales, debiendo tener una presencia mínima efectiva en el Ayuntamiento de 28,12 horas semanales. Por su parte, Joana Gómez tiene dedicación absoluta, cobrará 16.800 euros al año y las cuotas de la Seguridad Social ascienden 5.468,40 euros. El coste total para el Concello es 22.268,40 euros.

Publicidad

Los sueldos ya habían sido debatidos y aprobados en una sesión anterior, de modo que se pasó de “puntillas” por el asunto, que fue aprobado con los votos en contra de BNG y PSOE. Los portavoces de estos dos grupos, María Albert y Luis Fernández Gudiña, reiteraron que es un gasto que el Concello no puede asumir; el RUA le dio el visto bueno calificándolo, en palabras de José Vicente Solarat, de “razonable y merecido”. Y el alcalde señaló que hay remanente de Tesorería para las dos dedicaciones.

El RUA de Solarat optó por la abstención en la declaración de los festivos locales

También se aprobaron los festivos locales para 2020, el lunes 10 de agosto —Festas de Verán— y 24 de agosto —Festas de San Roque—. Fue aprobado con la abstención del RUA. Su portavoz, José Vicente Solarat López justificó que la existencia de tres festivos durante el citado mes puede generar un impacto negativo en la economía local. No obstante, aclaró que nadie presentó queja alguna al respecto.

Publicidad

Fue una sesión larga. El debate llegó en el turno de ruegos y preguntas, después de la presentación de una extensa batería de preguntas de la portavoz nacionalista María González Albert.

María Albert (BNG) formuló una amplia batería de preguntas

Albert se interesó por la elaboración de una Relación de Puestos de Trabajo —RTP— del Concello, que considera “importantísima”. Preguntó sobre por qué no se realiza a través de la Diputación y rogó que se hagan Comisiones para que tenga el mayor consenso posible.

Álvaro Fernández respondió a las preguntas formuladas

El alcalde, Álvaro Fernández, respondió que la RTP se hará a través de una empresa, teniendo en cuenta que “é urxente” y que hay una brigada municipal “moi limitada”, además de la necesidad de dar cobertura a plazas como las de conserje del colegio y de agente de la Policía Local.

Publicidad

Las fiestas también motivaron otra pregunta de la portavoz del BNG. Solicitó copia de gastos e ingresos de las Festas de Verán y Bacofesta, pidió explicaciones sobre cómo se gestó el libro de fiestas —al estimar que se “fixo de forma estrana”— y que se aclarase cuál fue el papel del Concello en la elaboración del citado manual.

Momento de la explicación del apartado de las fiestas

El concejal de Fiestas, José Vicente Solarat López, respondió a la pregunta no sin antes hacer alusión a la retahíla de preguntas realizada por la portavoz nacionalista: “semella que o alcalde leva catro anos na Corporación e vostede acaba de chegar”, indicó. Destacó que, probablemente, el balance sea muy similar al de 2017 y 2018 o, incluso, por debajo pues hay “mais subvención e recaudación”, añadió.

En cuanto al libro de fiestas detalló que lo hizo “a la antigua usanza”, tal y como “o facía cando era alcalde”. Manifestó que lo encargó a una empresa, que gestionó la edición del programa a cambio de las aportaciones de anunciantes. “Foi unha inserción publicitaria que nada ten que ver ca cuota voluntaria que se paga”, aclaró Solarat. En este sentido, señaló que la contrapartida era que “nos tiña que entregar mil programas sin coste. E coste non tivemos”.

María Albert rechazó la citada fórmula porque estima que no responde a un modelo de contratación pública y daña la imagen del Concello.

La Plataforma por la Sanidad en el salón de plenos

Los ruegos y preguntas del BNG dieron para más. La portavoz nacionalista preguntó si se está aplicando la ordenanza de las terrazas. Álvaro Fernández respondió que es un tema “complicado” y que está pendiente de que técnicos municipales le aclaren algunos puntos de la misma.

El Centro de Salud también centró una pregunta del BNG sobre si el alcalde ha hablado con la Consellería de Urbanismo sobre los terrenos y su viabilidad como suelo dotacional en el plan urbanístico. “Témolos informados”, aclaró el regidor.

Y hubo otras muchas vinculadas a la reforma de la calle Pereira, la dotación de señales de tráfico y la cobertura de plazas municipales.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Luis Fernández Gudiña, solicitó el cambio de las comisiones de horario de mañana a tarde para facilitar la asistencia de las personas que trabajan. Además, preguntó sobre los terrenos del Centro de Salud. Dijo que cuando se hizo el traspaso de poderes, el pasado mes de junio, le comentó al alcalde que había una negociación muy avanzada sobre el lugar en el que podría instalarse. “O único que nos quedaba era obter a conformidade de Sanidade para ver si era idóneo o no”. Y valoró que el primer paso que se debe dar es ver si es viable”.

Avelino García, entre los asistentes al pleno

El alcalde aclaró que el terreno negociado por Gudiña es una de las ofertas que hay planteadas al Concello y que está pendiente de saber si es apto o no para el Centro de Salud. “Falei co propietario hai moi pouco”, detalló el alcalde.

Fernández Gudiña pidió información sobre si todos los establecimientos hosteleros tienen licencia de ocupación de espacio público acorde a la ordenanza de terrazas, que establecía que antes de marzo tenían que solicitarla.

Álvaro Fernández dijo en ese aspecto que estaba pendiente de informes técnicos, algo que lamentó Gudiña por ser una ordenanza que debería estar funcionando y que además establece unos plazos y tiempos.

“En dos meses de gobierno no podemos resolver todos los asuntos pendientes”, concluyó el alcalde.