El mapa electoral de Valdeorras y Ourense se tiñó de azul

Publicidad

El presidente del PP, Manuel Baltar, valora como “excepcional” el resultado de las elecciones gallegas en Ourense

El mapa electoral de Valdeorras y la provincia ourensana se tiñó de azul (8 PP; 3 BNG y 3 PSOE). “Conseguir la victoria en 85 de los 92 ayuntamientos de la provincia son unos resultados excepcionales que solo están al alcance de una formación política como el Partido Popular de Ourense”. Así valoró el presidente provincial del PP, Manuel Baltar, los resultados de las elecciones gallegas celebradas este domingo, de las que destacó el apoyo electoral alcanzado, 53,13 %, idéntico al conseguido en las autonómicas de 2016, y la mayor participación de toda Galicia con un 60,79 %, señalando que el trasvasamento de los votos de las Mareas al BNG impidió que el PP de Ourense repitiera el noveno escaño de hace cuatro años.

Publicidad

Acompañado por Rosendo Fernández, secretario general de la formación, Baltar compareció delante de los medios de comunicación con el ya tradicional mapa de la provincia, donde se puede apreciar como el PP ganó en 85 de los 92 ayuntamientos, “contribuyendo a que Alberto Núñez Feijóo lograse la cuarta mayoría absoluta, el gran titular del día a nivel nacional”.

Publicidad

Manuel Baltar felicitó a la candidatura encabezada por Marisol Díaz, “ya que Ourense estará representado en el Parlamento gallego por 8 de los 14 diputados que se elegían por la provincia, más de la mitad, lo que significa que los ourensanos se decantaron por el rigor y la estabilidad que ofrece el proyecto popular”.

Publicidad
Publicidad

En un contexto como el actual, marcado en el ámbito sanitario, económico y social por la pandemia, y en la política por un Gobierno central del PSOE y Podemos, destacó el presidente provincial, “repetir el mismo porcentaje de apoyo electoral —53,13 %— que en las autonómicas de 2016 es un gran éxito de todos los populares de Ourense”, apuntó el presidente provincial, que incluyó en las felicitaciones a los 1.396 interventores y apoderados que estuvieron en las 542 mesas electorales, “más que el resto de formaciones que concurrían a estas elecciones”.

Publicidad

Manuel Baltar subrayó la legitimidad de los resultados alcanzados en Ourense “gracias al 60,79% de los ciudadanos que decidieron acudir a las urnas, casi dos puntos más que el promedio en Galicia, algo que también habla de la confianza que hubo en las medidas de seguridad adoptadas en los locales electorales”.

Publicidad

En Ourense, explicó, “el noveno diputado no llegó por la Ley D´ Hont, ya que los más de 24.000 votos de las Mareas se fueron en gran parte al BNG y no se dividió el voto de la izquierda”. Así, Ourense se situó como la segunda provincia en porcentaje de apoyo electoral al PP, con Lugo en primer lugar (54,69 %) y con 9 escaños. No obstante, Baltar afirmó que “conseguimos el reto de superar una más el 50 % de apoyo al PP, el segundo mejor porcentaje de Galicia y cinco puntos por encima del promedio gallego”.

Publicidad

Después de felicitar también al resto de formaciones políticas que obtuvieron escaños en el Parlamento, Manuel Baltar detalló los datos correspondientes a los ayuntamientos, así como su extrapolación a la representación en otras instituciones.

Publicidad

De los 85 ayuntamientos en los que ganó el PP, en 44 se superó el 60 % de apoyo, con Beariz en primer lugar (86,55 %), donde el PP reunió su junta directiva para analizar al por menor los principales datos; Avión (85,84 %) y Quintela de Leirado (84,84 %) ocuparon el segundo y tercer puesto respectivamente en la lista de ayuntamientos.

Para Manuel Baltar, no obstante, el mejor reflejo del trabajo realizado en la provincia puede verse “en las 82 mayorías absolutas, incluyendo la capital y las principales villas, que se obtendrían si estas elecciones fueran municipales”.

Publicidad

Por lo que respeta a la Diputación, “los resultados serían aún más contundentes, pues el PP tendría 18 diputados, 4 el BNG y 3 los socialistas, que pasarían a ser la tercera fuerza de la oposición”. En el caso de las generales, el PP mantendría los dos diputados en el Congreso y el PSOE perdería uno, que iría al BNG. Sobre a la evolución del voto desde los últimos comicios, el 10 de noviembre, “ crecimos más de 14 puntos, con 13.584 votos más, mientras que el PSOE perdió casi 25.900 votos y bajó del 33,5 % al 19,7 %”.

La debacle del PSOE en la provincia aún está más clara, dijo, sí se analizan casos como los de Verín, “donde ganamos en las 21 mesas del ayuntamiento y donde el número dos de la lista, Francisco Rivera, solo obtuvo en su local electoral 75 votos frente a los 130 del PP”. Similiar circunstancia en la mesa en la que votó la número uno de esta formación, Marina Ortega, que obtuvo 51 votos y el PP 208”.