El “Lauro Olmo” oferta 7 ciclos de FP: una apuesta segura para el empleo

0
1571
Amparo Quiroga Gayoso, directora del Instituto Lauro Olmo de O Barco

Amparo Quiroga: “los más tecnológicos como electricidad y automoción tienen mayor salida laboral pero también hay demanda de profesionales en el ámbito administrativo y sanitario”

Los ciclos de Formación Profesional son una alternativa real al empleo. Tienen grandes ventajas: capacitan y abren la puerta a la incorporación inmediata al mercado laboral. Aseguran un futuro profesional cierto en un espacio de tiempo relativamente corto. Tal es así que se traducen en toda una oportunidad del presente. El Instituto de Enseñanza Secundaria Lauro Olmo de O Barco mantiene abierto el plazo de matrícula, hasta el próximo 8 de julio, de nada menos que 7 ciclos para el curso 2020-2021. Son una apuesta segura en materia laboral.

El “Lauro Olmo” oferta seis ciclos de grado medio: Instalaciones Eléctricas y Automáticas, Electromécánica de Vehículos (automoción), Cuidados Auxiliares de Enfermería (contempla todas las materias propias sanitarias, también la relativa a auxiliar de odontología); Peluquería y Cosmética Capilar, Gestión Administrativa y Cuidados a Personas en Situación de Dependencia. También permite cursar un Ciclo Superior de Administración y Finanzas.

Este centro de O Barco dispone de aulas completamente equipadas con todo tipo de material para la formación práctica de los ciclos: camas de hospital con “pacientes, aparatología propia de una clínica dental; coches, todo tipo de herramientas y maquinaria.

El centro tiene su taller de automóviles y una peluquería en toda regla, además de ordenadores, aparatos específicos para automatismos, electricidad y una larga lista de todo lo necesario para garantizar el aprendizaje práctico.

Estudiar un ciclo en el Lauro Olmo equivale a conocer por dentro y el día a día de una profesión debido a su elevado nivel práctico, que se completa también en las prácticas en empresa.

La puerta del empleo con los ciclos del “Lauro Olmo” se abre en empresas asociadas a la pizarra, automatismos y electricidad, clínicas, gestorías, automoción, geriátricos y el Hospital Público de Valdeorras, entre otros. Eso si se opta por ejercer en la comarca, pues las posibilidades se multiplican a medida que se abarca más territorio.

Amparo Quiroga Gayoso, directora del centro, despeja las dudas de los “indecisos” a la hora de cursar un ciclo. Avala los resultados de este tipo formación. Los ciclos más tecnológicos —relata— tienen mayor salida laboral como es el caso de los de electricidad y automoción.

La experiencia del “Lauro Olmo” confirma que “el 99 por ciento del alumnado de electricidad encuentra trabajo el primer año”, explica Amparo Quiroga, tanto en talleres pequeños como en empresas de construcción, de la pizarra y en Autoneum (ubicada en A Rúa), entre otras muchas.

Lo mismo para automoción. Una curiosidad es que en este ciclo suelen matricularse prácticamente hombres. “Deberían animarse más mujeres. El curso pasado solo hubo una”, valora. El empleo aquí está garantizado: “La mayoría de los alumnos del centro se colocaron en la Citröen en Vigo. Es cierto que hubo un parón grande en los últimos meses en este sector, pero pensamos que se recuperará”, expresa Amparo Quiroga.

También tienen buena salida los ciclos de Cuidados a Personas en Situación de Dependencia y Cuidados Auxiliares de Enfermería. “Prácticamente no tienen paro. Trabajan en clínicas privadas, hospital y residencias de ancianos”, dice la directora.

En cuanto al perfil del alumnado del ciclo para cuidadores de personas en situación de dependencia, la mayoría suelen ser mujeres de mediana edad, algunas porque están ejerciendo una actividad laboral en este campo y necesitan el título y otras porque quieren trabajar en residencias o en el hospital. “También hay quien ha montado su propio centro de día, por ejemplo”, añade Amparo Quiroga.

Peluquería y Cosmética Capilar es otro de los ciclos con demanda, en este caso tanto por parte de hombres como mujeres. “Tiene salida laboral en Valdeorras. Los alumnos suelen colocarse bien,y si se van fuera, las posibilidades son mayores”, añade la directora.

En cuanto al ciclo medio de Gestión Administrativa es el clásico para optar a cualquier puesto de auxiliar administrativo. Le sigue el ciclo superior de Administración y Finanzas (este precisa el bachiller o haber realizado un ciclo de grado medio). “La facilidad desde hace pocos años es que se puede acceder del grado medio al superior, de modo que el alumnado observa una continuidad para cursar el superior. Las salidas son las gestorías, notarías y otros servicios administrativos”, relata Amparo Quiroga.

Pero, ¿qué requisitos hay que reunir para matricularse? Para ciclos de grado medio hay que tener 4º de la ESO aprobado, el graduado de Secundaria (no vale EGB). Si se carece de título hay la opción de una prueba de acceso. Otra alternativa es cursar previamente 3º y 4º de la ESO de adultos (obtener el título de la ESO) en el espacio de un año para poder acceder a los ciclos de grado medio. En caso de un ciclo superior es preciso bachiller.

Publicidad

Amparo Quiroga Gayoso explica esta gran apuesta por los ciclos de FP.

Amparo Quiroga Gayoso anima a matricularse en los ciclos formativos

¿Cuáles son las ventajas de los ciclos que ofrece el Lauro Olmo?

Una de las ventajas para el que quiera estudiar una profesión es el contenido. Solo se imparten materias del ciclo. A ello se añade una asignatura de formación, orientación laboral e iniciativa emprendedora para enseñarles cómo se monta una empresa. Todo está enfocado al trabajo que van a desarrollar. Hay alumnos que no son los mejores estudiantes en la ESO y resulta que en los ciclos son brillantes porque están haciendo lo que les gusta. Cada uno tiene que buscar su formación en lo que le gusta.

En los ciclos existe lo que usted denomina “efecto retorno”

Sí. Se trata de personas que han hecho carreras universitarias y deciden cursar un ciclo superior. En el suprior de Administración y Finanzas, el curso pasado tuvimos a una persona que era abogada y dos ingenieros.

La Formación Profesional ha registrado una evolución en los últimos años…

Totalmente. Ha cambiado. En la actualidad, hay mejor formación, instalaciones, medios y capacitación.En otros países como Alemania hay un grandísimo porcentaje de la gente que estudia se decanta por los ciclos.

Nada menos que siete ciclos en O Barco, ¿cómo animaría a cursar un ciclo?

Es un lujo estar en el Instituto Lauro Olmo de O Barco porque los medios que tenemos son excelentes, los mismos que se puede tener en una ciudad o, incluso, mejores porque es una villa pequeña. Hay todo el equipo necesario para garantizar el aprendizaje de una profesión. Además, son grupos reducidos. En un ciclo superior de Administración y Finanzas, por ejemplo, se matriculan unas 15 personas —aún cuando el tope sea mayor—, cifra que se dobla en una ciudad. Esto es otra ventaja.

¿Los ciclos del “Lauro Olmo” tienen salida laboral?

Sí. Los administrativos, por poner un ejemplo, pueden trabajar en cualquier empresa que haya en la zona. En la ITV, por ejemplo, trabajan personas que fueron alumnas, también en el Hospital, en Autoneum, en los distintos servicios de ayuda a domicilio etc.

Amparo Quiroga muestra material que se emplea en dependencia y auxiliar de enfermería

¿Los ciclos tienen en cuenta la realidad del tejido empresarial de Valdeorras?

Sí. Hay demanda de trabajadores para el hospital, residencias, peluquerías, talleres y otros. A la mayoría de alumnos y alumnas les ha ido muy bien, tanto en Valdeorras como fuera. Una anécdota es que cuando montaron recientemente una superficie comercial en O Barco vinieron a preguntar al centro buscando personal en el campo de la electricidad. El automatismo,las instalaciones inteligentes también tienen su mercado.

Estudiar un ciclo de FP es accesible y prácticamente gratuito.

En Galicia los centros públicos son gratuitos. Se paga poco más de un euro en concepto de seguro escolar. En Madrid cursar un ciclo cuesta 400 euros. Esto es una gran ventaja. Recientemente, conocí el caso de alumna que quería trabajar en el campo de la odontología y realizó un curso por internet. Pagó más de 1.000 euros. Para colmo, esto no le dio ninguna titulación. Hay centros que no son oficiales y engañosos, al final tienen que hacer una prueba libre, porque no están homologados. No es el primer caso que ocurre. En los centros públicos de Galicia lo que se paga es lo que cuesta el seguro escolar, poco más de un euro. Es gratuito porque aún cuando se pagan los libros, tienen también becas. Y hay becas muy especiales, con fondos de hasta 2.000 euros.

Nunca es a tarde para formarse en una profesión

Hay gente de edades muy diversas en los ciclos, desde padres o madres con hijos mayores hasta jóvenes. Los adultos son los que más miedo tienen, pero después les sale muy bien el curso.

(Ya ha comenzado la matrícula de los ciclos de FP en el Instituto Lauro Olmo, que se puede formalizar en el centro incluso para otros de Galicia. Más información pinchando aquí. El plazo es hasta el 8 de julio)