El control policial crece en Semana Santa para vigilar el confinamiento

554
Control de las carreteras de la provincia por los agentes de Tráfico
Publicidad

El delegado de Gobienro en Galicia advierte que los juzgados ya decretaron los primeros ingresos en prisión por saltarse las normas

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, lamentado las 130 detenciones en la Comunidad gallega y las casi 14.000 denuncias por incumplir las medidas frente al COVID-19. Ha advertido que los juzgados gallegos ya han decretado los primeros ingresos en prisión por saltarse las normas y las primeras penas de cárcel. Anunció que Las fuerzas de seguridad reforzarán sus controles durante toda la Semana Santa para asegurar que continúa el aislamiento frente a la cadena de contagios.

Publicidad

Javier Losada ha explicado que la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales gallegas sumaron 13.969 propuestas de sanción. Estas son resueltas en cada caso con sanciones que oscilan entre los 601 y los 30.001 euros. En los casos de personas reincidentes las sanciones aumentan de grado y parten de 10.400 euros.

En concreto, la Policía Nacional ha propuesto sanciones para 4.752 personas, con 79 detenciones; la Guardia Civil a 5.913, con 28 detenciones, y las policías locales a 3304, con 23 detenciones.

Todos ellos datos sin sumar los relativos al este fin de semana pasado.

Publicidad

Entre las personas detenidas, distintos juzgados gallegos ya han dictado los primeros autos o sentencias, que han recogido desde el ingreso en prisión de forma provisional o condenas con penas de cárcel.

No obstante, el delegado del Gobierno ha incidido en que el respeto a la normativa es mayoritario y espera que continúe así. Agradece a la población el seguimiento de las normas y recuerda que la única manera de frenar el virus es quedarse en casa. En ese sentido, incide en que es fundamental proteger a quienes se están jugando la vida: el personal sanitario, las fuerzas de seguridad y las personas que trabajan en servicios esenciales como alimentación o transportes.

A pesar del respeto mayoritario, para evitar contacto no deseados este fin de semana se reforzaron los controles para evitar los desplazamientos a segundas viviendas o zonas de ocio. El dispositivo especial se extenderá durante toda la Semana Santa para asegurar el aislamiento, que es la única manera de actuar frente a la cadena de contagio.