El BNG pregunta en el Parlamento sobre el COC de Iberdrola

Publicidad

María Albert solicitó al conselleiro de economía que defienda los puestos de trabajo y “non condene á morte a Valdeorras”

La diputada del BNG, María Albert, formuló una pregunta al conselleiro de Economía, Emprego e Innovación, Francisco Conde, sobre las medidas previstas por el gobierno gallego para la defensa de los puestos de trabajo de Iberdrola en A Rúa debido al cierre del Centro de Operaciones de Cuenca del Sil, que será efectivo entre los meses de abril y mayo y que supondrán “a labazada definitiva” de Iberdrola a Valdeorras.

Publicidad

La parlamentaria recordó que hace dos años, ante el posible cierre, el BNG defendió una iniciativa aprobada por unanimidad que comprometía al Parlamento a instar a la Xunta a defender los puestos de trabajo de Iberdrola en Valdeorras y a exigirle a la dirección de la empresa poner freno al desmantelamiento de servicios en el territorio.

Tras la intervención del conselleiro de Economía, María G. Albert solicitó “altura de miras” y dejar de actuar como “delegados territoriais” de la empresa en Galicia. Expresó que son 20 los puestos amenazados y no 20 como citó el conselleiro.

Publicidad
Publicidad

La diputada nacionalista argumentó que hay opciones y preguntó por qué no puede ser el de A Rúa un centro sombra del nuevo de Salamanca.

Dijo que Iberdrola es un símbolo para A Rúa y que su cierre representa además de la pérdida de empleo, ahondar un poco más en el abandono de la comarca de Valdeorrass.

María G. Albert habló de proceso de desindustrialización que agrava la despoblación crónica de la comarca por falta de alternativas de futuro. Y habló de que Valdeorras perdió en los últimos 40 años un 26,33 por ciento de población mientras que en la actualidad, sólo hay —argumentó— 252 industrias dadas de alta en Valdeorras, de las que sólo 12 cuentan con más de 50 empleados.

Publicidad

La parlamentaria del BNG solicitó el compromiso de la Consellería de Economía y una “aposta real” por una política económica y energética que “non condene á morte a comarca de Valdeorras”, subrayó.

Finalmente, invitó a que el Gobierno gallego no asuma como propio el discurso de Iberdrola y defienda a Galicia frente al “espolio continuado dos nosos recursos. Non permitan que Iberdrola se enriqueza dos bens deste país sen que parte desta riqueza retorne a Valdeorras”, concluyó.