El BNG pregunta en el Parlamento por el nuevo puente de Xares

Publicidad

Considera que afecta al patrimonio siendo el más afectado es el yacimiento arqueológico de “A Eirexa”

El BNG pregunta en el Parlamento de Galicia si el Concello de A Veiga obtuvo permiso de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural y de la de Conservación da Natureza para la ejecución de un nuevo puente sobre el río Xares, que une la aldea del mismo nombre con su iglesia, templo declarado junto con su entorno como ya yacimiento arqueológico “A Eirexa” con grado de protección integral y cautela G-II.

Publicidad

Los nacionalistas reclaman a la Xunta de Galicia que tome las medidas pertinentes para que las obras de ejecución del “Proyecto de acondicionamiento y mejora de la conectividad de las márgenes del río Xares a su paso por los núcleos de Xares, Ponte y Baños, en A Veiga” se ajusten a la legislación vigente en materia patrimonial y ambiental y, en caso de lo contrario,
se impongan las sanciones pertinentes”.

Publicidad

Además, los nacionalistas elevan a la Xunta otra batería de preguntas en relación al mismo proyecto sobre si se ajustan las obras que se están ejecutando con el proyecto aprobado inicialmente; si cuentan con la aprobación definitiva preceptiva de la Dirección Xeral de Patrimonio; si presentaron los promotores el proyecto arqueológico marcado cómo preceptivo en la aprobación inicial de la DX de Patrimonio dictada en 10 de noviembre de 2017; si cuentan las obras con el permiso de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza para los trabajos en una zona afectada además por la ZEPA y el ZEC de Pena Trevinca; si le consta a la Xunta de Galicia que el proyecto sufriera alguna alteración importante que pudiese modificar el permiso concedido; si la Dirección Xeral de Patrimonio está seguimiento de las obras y, finalmente, Patrimonio tiene previsto incoar algún expediente sancionador.

Publicidad

La parlamentaria del BNG Maria G. Albert destaca que, sin entrar a valorar la necesidad de un nuevo paso para vehículos sobre el Xares a escasos metros del que ya existe, “la solución escogida parece tener una gran afección sobre el patrimonio y el entorno natural”, teniendo en cuenta que en principio solo se prentendía sustituir la pasarela peatonal preexistente en la zona.

Publicidad

Argumenta que el puente es sustituido por otro de mayores dimensiones que supuso el destrozo del muro perimetral del atrio de la propia iglesia.

Recuerda Albert que la ley 5/2016, de 4 de Mayo , del Patrimonio Cultural de Galicia, tiene por objetivo la protección del patrimonio, un principio básico que este proyecto “parece no parece cumplir”.

Publicidad

Pone de manifiesto que las actuaciones consisten en la realización de cuatro obras que afectan a distintos elementos patrimoniales, “hasta un total de 10 incluyendo edificios religiosos, núcleos de interés etnográfico, castros, mámoas y rectorales. Y cita textualmente:

  • Yacimiento arqueológico “A eirexa”: yacimiento relacionado con un lugar de culto medieval con grado de protección integral y cautela G-II (la más afectada por las actuaciones).
  • Yacimiento arqueológico “El lombeiro de Pena Escrita”: con grado de protección integral y cautela G-III
  • Yacimiento arqueológico “O castro”: con grado de protección integral y cautela G-III
  • Iglesia de Xares, con protección integral
  • Rectoral de Xares, con grado de protección no definido.
  • Núcleo de Xares, con protección no integral
  • Iglesia de Santa María Magdalena en Ponte, con protección
    integral.
  • Rectoral de Ponte, con protección no integral
  • Casa dos Barqueiros, con protección integral
  • Núcleo de Ponte, con protección no integral.

De todos ellos, explica María Albert, el más afectado es el yacimiento arqueológico de
“ Eirexa”, en cuyo entorno se han encontrado pedazos de cerámica medieval y restos de tejas de la misma éoica y que conserva en uno de sus muros una inscripción haciendo referencia a la fundación de la primitiva iglesia en 1160.

Publicidad

Esgrime que “todas las alarmas saltaron con el inicio de estas obras despues de que la primera
empresa adjudicataria renunciase a las mismas por imposibilidad técnica de llevarlas a cabo y se hiciera un modificado que derivó en una nueva licitación”.

Publicidad

En el entorno de esa iglesia, detalla el BNG, la empresa adjudicataria levantó unos pilares de hormigón y una estructura del mismo material “para dar cuerpo a un puente que sustituirá y ampliará de manera considerable la pasarela existente hasta este momento hasta desembocar directamente en el atrio del templo con el evidente impacto patrimonial que esto supone”.

Publicidad

De forma complementaria, los núcleos afectados se incluyen dentro del catálogo de la Red Natura 2000 incluyendo específicamente una Zona de Especial Conservación ( ZEC) así como de una Zona de Especial Protección para las Aves ( ZEPA), “que invita a ser lo más cautelosos y rigurosos posible en un proyecto de tal envergadura e impacto”.