El BNG discrepa del proceso selectivo de un cargo de “Agader”

Publicidad

Presentó una batería de iniciativas en el Parlamento para solicitar que se declare desierta la plaza

El BNG presentó una batería de iniciativas en el Parlamento gallego para exigir a la Xunta que declare desierta la plaza de subdirector para las relaciones con los Grupos de Desenvolvemento Rural, “Agader”, adjudicada al ex diputado del PP, Moisés Blanco Paradelo. Propone que reinicie el proceso selectivo estableciendo criterios que garanticen la calificación técnica de la persona seleccionada, así como las condiciones de igualdad, mérito y capacidad para el acceso al puesto.

Publicidad

La formación nacionalista, de la mano de su portavoz de Montes, María Albert, dice que el proceso selectivo fue iniciado en la Agencia Galega de Desenvolvemento Rural el 23 de diciembre y finalizado el pasado 12 de febrero con la resolución en la que se publican las puntuaciones finales y se designa a Moisés Blanco como el candidato seleccionado para la cobertura del puesto.

El BNG detalla que en la relación de requisitos y baremación de los mismos no solo no se exige el habitual bagaje de méritos profesionales y una relación laboral y formativa acreditada en relación al puesto convocado, sino que se valoran titulaciones diferentes a las requeridas en la convocatoria; asistencia a cursos sin exigir que estén ni homologados ni vinculados al sector; y, en el apartado de experiencia, se incorpora la valoración de “docencia”, algo que le resulta “llamativo teniendo en cuenta que el ex parlamentario es maestro de Música”, esgrime.

Publicidad
Publicidad

Critica que “desaparezca el requisito de conocimiento de la lengua gallega, que parece tendría que ser preceptivo a un cargo de estas características”. Y califica de “curioso el hecho de que se había reclamado un informe (favorable) a la Dirección xeral de Función Pública para que el puesto pudiera ser cubierto por una persona que no tuviera la condición de funcionaria pública, pese que a priori no parece justificado el carácter de excepcionalidad de esta circunstancia para este puesto”.

Albert considera que el puesto “estaba preadjudicado para colocar a una persona en concreto, un puesto con nombre y apellidos desde el mismo momento de la convocatoria de la vacante”.

Publicidad

La diputada nacionalista reprocha que “una persona que no puede acreditar ninguna experiencia en la gestión de gasto público, ni en tramitación administrativa, ni en el ámbito del desarrollo rural, pero sí un conocido currículo político, va a ocupar un cargo de vital importancia dentro de una agencia que tiene que aspirar a mucho más que a ser un chiringuito para la colocación de amigos”.

En este sentido, recalca que la plaza, aunque de confianza, debe ser ocupada “por una persona con amplio conocimiento del sector y de acreditada solvencia y experiencia en el mismo”, teniendo en cuenta el papel protagonista que va a tener Agader una vez se apruebe la “Lei de Recuperación de Terras Agrarias”, que confiere a la Agencia un importante incremento de funciones y responsabilidades.

Publicidad

Concluye el BNG apuntando que es partidario de “anular el proceso selectivo y reiniciarlo con todas las garantías en su convocatoria de calificación técnica y, por supuesto, de igualdad, mérito y capacidad para el acceso a la plaza”.