Chus Nenalinda, una bloguera de éxito que crea un estilo propio de cocina

1445

El blog “Siguiendo a Nenalinda”, de María Jesús Tato Castro, lleva 12 años acercando recetas al mundo entero desde O Barco “

“La cocina ayudó mucho durante la pandemia”, dice

“Chus Nenalinda”, o lo que es lo mismo, María Jesús Tato Castro, es la autora de Siguiendo a Nenalinda, un blog de éxito que cumple 12 años. Cuenta con incontables seguidores de todo el mundo, aunque a ella no la muevan las estadísticas sino el amor por la cocina, una afición marcada por un estilo propio presente en cada una de sus recetas. Es por ello autora de una cocina muy personal cuyos ingredientes son: tradición, innovación e imaginación, aderezados por el gusto infinito por el arte culinario y el buen buen hacer.

Publicidad

María Jesús Tato es de Asturias, si bien su padre era de la localidad barquense de Vilariño y su madre de Lugo. O Barco es su casa. El blog “Siguiendo a Nenalinda” va más allá de una secuencia perfecta de recetas, a las que destina cariño, paciencia, ilusión y dedicación. Es un punto de encuentro entre los amantes de la cocina desde el que se interactúa y se tienden puentes de amistad.

María Jesús Tato siempre pone por delante que no aspira a ser cocinera, sino que pretende dar rienda suelta a una afición, hacer aquello que le gusta: contar su experiencia y compatirla.

Publicidad

Su pasión por la cocina arranca en la infancia. Cuando era pequeña, su madre, su abuela  Pilar y una vecina la cuidaban entre pucheros, dejándola hacer sus “pinitos” en la cocina. “Siempre me gustó cocinar. Y tuve la suerte de que me dejaban hacer”, relata.

Para Chus cocinar es disfrutar de un mundo del que destaca los aromas, sabores y hasta la forma de emplatar. “La comida debe tener un olor especial, además del gusto”, dice.

En los años de vida de su blog, el único paréntesis que registró fue durante la pandemia por el coronavirus. Un parón en pleno confinamiento, en el momento álgido de las recetas y las cocina. Y es que María Jesús Tato es una de las trabajadoras sociosanitarias que ha estado al pie del cañón durante estos difíciles tiempos de COVID-19.

Publicidad

¿Cuál es la clave del éxito de “Siguiendo a Nenalinda”?

Creo que la cercanía con los internautas y publicar recetas que puede hacer todo el mundo. Son recetas que no te hacen perder el tiempo, que salen sí o sí, si sigues los pasos y empleas los ingredientes que se citan. El éxito está también en la sinceridad con los seguidores y en estar ahí. Mi blog de cocina es una afición, no una obligación.

El blog va más allá de la cocina trascendiendo las recetas

Es una forma de conectar con la gente. “Siguiendo a Nenalinda” tiene credibilidad. No es fácil, porque en internet hay mucho engaño. Hay quien se muestra de una manera y después es de otra. En mi blog yo soy tal cual.

¿Te defines como bloguera?

Bloguera soy porque tengo un blog. Pero realmente es una afición a la que le dedico mi tiempo libre sin dejarme influenciar por nadie, ni por las marcas. Yo recomiendo lo que me gusta, sin más. Hace años ser bloguero tenía una reputación, que mermó por la inclusión de un factor comercial. Los blog se crearon para dar rienda suelta a una afición y compartir experiencias. Después, empezó a crecer y las empresas vieron que tenían tirón. Hubo gente que abusó un poco de eso, de querer cobrar por ir a eventos y perdieron un poco de credibilidad. La gente empezó a verlo como un negocio. Realmente, es un mundo muy bonito, que exige su trabajo. Yo lo hago con mucho cariño siendo fiel a ese noble concepto del blog de aportar experiencias positivas a los demás.

La cocina fue la actividad favorita del confinamiento y tu blog se detuvo debido a tu profesión en el sector sociosanitario, ¿cómo lo viviste?

Los seguidores preguntaban si me había pasado algo. Efectivamente, por mi trabajo no pude seguir publicando recetas. Durante el confinamiento, la gente se quitó la preocupación de lo que estaba ocurriendo con el virus cocinando. Hay incluso quien aprendió a cocinar. Y hasta se agotó la levadura en el mercado. Antes del virus, poca gente se atrevía a hacer pan en casa. Después, por miedo a salir a comprarlo, empezaron a hacerlo. También se hizo mucha repostería. Me hubiera gustado estar en casa y cocinar compartiendo con los seguidores. La cocina ayudó mucho durante la pandemia.

Y hablando de levadura casera, ¿nos das tu receta?

100 ml de cerveza
1 cucharada de harina preferiblemente integral.
1 cucharadita de azúcar
.

Mezclar, tapar con film y dejar reposar toda la noche .
Esto equivale a un taco de levadura fresca.

La COVID-19 ha cambiado todo, ¿cuál es el impacto en la cocina?

Creo que la gente está comprando más en el comercio de proximidad. Están empezando a valorar más los productos de la zona. Se huye de las grandes superficies para evitar aglomeraciones y eso favorece que se valoren más lo local. Se planifica más a el menú. El virus ha hecho replantearse muchas cosas. La gente se organiza más, piensa qué va a comer y dónde lo va a comprar. Hay quien ahora trabaja desde casa y cocina, cosa que no hacía antes. Esto no quiere decir que sea todo el mundo. Sí es verdad que cocinar fue el entretenimiento estrella durante el confinamiento.

Publicidad

¿Alguna vez te han copiado las recetas del blog?

Sí. En una ocasión, me avisó un seguidor de que habían copiado en una página web el texto de rectas y fotos. Aplicaron el cortar y pegar. Curiosamente, fue en un Ayuntamiento de España. Me puse en contacto con su alcalde, que lo comprobó. Pero lo retiraron de inmediato.

Tus seguidores echan de menos nuevas publicaciones, ¿cuándo regresas?

Tal vez a finales de año. Cuando vaya pasando esta situación actual del virus. Mi empleo en el sector sociosanitario ahora me deja menos tiempo. El blog va a continuar, sin duda.

Tus recetas llevan su cuño personal, creando una cocina original, diferente.

Me gusta probar ingredientes, experimentar. Soy curiosa. Si a los ingredientes tradicionales le añades otros, como las especias, por ejemplo, nacen platos diversos. Yo comparto las recetas que gustan en mi casa. Eso no quiere decir que le guste a todo el mundo. Eso sí, tengo recetas muy sencillas que a la gente le encantan.

Y hablando de compartir, hay algún cocinero famoso que ha dicho que el secreto para que no te “roben” las recetas está en compartirlas

Estoy de acuerdo. En general, los profesionales de la cocina son muy reacios a compartir sus recetas. No hay que olvidar que con la misma receta un plato nunca va a quedar igual. Cada persona tiene su mano y su toque. En mi caso, la clave de mi blog es compartir, no engañar, la autenticidad y ser como soy. Si algo me gusta o disgusta siempre lo digo.

¿La cocina es…?

La cocina es interés, cariño y paciencia. Tiene que gustarte. Todo lo que haces sin ganas y por obligación no sale bien.

(“Siguiendo a Nenalinda” es fruto de años de trabajo desinteresado. El blog cuenta con cientos de recetas que han hecho la vida más fácil a otras personas. Es una publicación hecha desde O Barco para el mundo y todo ello con el cariño que siempre derrocha Chus, María Jesús Tato)