Álvaro Fernández: “apelo al sentido común, no se puede bajar la guardia”

1615
Publicidad

El alcalde de A Rúa dice que la mayoría de los ciudadanos están cumpliendo el confinamiento, que hubo cinco denuncias de la Guardia Civil y pide que cese la picaresca de pasear el perro o ir a por el pan para caminar distancias largas

En las próximas horas las estadísticas del coronavirus en Valdeorras irán dando nuevos positivos. Esa es la previsión. El deseo es que no se cumpla, pero todo apunta a que será así. El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, ha hecho un llamamiento a la población para que permanezca en casa debido a la pandemia del coronavirus.

“Apelo al sentido común, esta semana va a ser dura, crítica y no se puede bajar la guardia. No debemos relajarnos”, indica.

Cuenta que hasta ahora, la Guardia Civil, formuló cinco denuncias a ciudadanos de este municipio por incumplimiento, una cifra simbólica que revela que la mayor parte de la ciudadanía está ejercitando la responsabilidad.

Publicidad

No obstante, el regidor invita a las personas que hacen uso de la picaresca para salir (paseando al perro distancias considerables o bien con las excusas de ir a comprar el pan a varias manzanas de sus domicilios) que permanezcan lo menos posible en las calles.

La semana que se avecina es crítica porque pueden aparecer nuevos casos y se recomienda estar en casa para que no haya nuevos contagios. “Hay que establecer prioridades. Cuanto menos se salga para lo que está permitido, mejor“, expresa.

El alcalde recuerda que el Concello tiene un teléfono de atención ciudadano, 643 95 88 44 . Al mismo tiempo, indica que los voluntarios de Protección Civil está desplegados por la localidad para prestar ayuda a los ciudadanos.

Publicidad

El alcalde destaca el esfuerzo realizado por las personas que cada día tienen que ir a trabajar, en primer lugar los sanitarios, seguidos de otros profesionales como repartidores, la Guardia Civil, personal municipal etc, además de los empresarios y autónomos y los propios ciudadanos.

Su mensaje es claro: “permaneced en casa”.