Una victoria histórica para el PSOE de Valdeorras

1119
Mesa electoral de A Rúa en el momento del recuento de votos

Valdeorras vivió una jornada electoral intensa. A la incertidumbre y expectación de las primeras horas de la cita con las urnas, le siguió el entusiasmo en las filas socialistas, que alcanzaron resultados históricos.

Publicidad

En O Barco, el PSOE ganó por primera vez unas elecciones generales. Obtuvo 2692 votos frente a los 2.278 del PP; 705 de Podemos; 988 de Ciudadanos; 524 de VOX; 156 de BNG y 68 de En Marea.

En A Rúa, el PSOE ganó en cinco de las siete mesas electorales, que cerraron el escrutino pasada la medianoche. Obtuvo un total de 983 votos frente a los 843 del PP; 271 de Podemos; 265 de Ciudadanos; 124 VOX y 119 BNG.

Una de las mesas electorales de A Rúa durante el escrutinio de votos

En Vilamartín, también venció el PSOE con 379 votos frente a los 339 del PP; 87 de Ciudadanos; 81 de Podemos y 71 de VOX. También ganó en Petín, con 266 con respecto a los 168 del PP.

Publicidad

En Larouco, PSOE y PP empataron con 103 votos cada uno de ellos. Y en el resto de los municipios de la comarca como O Bolo, Carballeda y Rubiá, se impuso el PP.

Los resultados para las filas socialistas inyectaron entusiasmo para las próximas elecciones municipales. El PSOE de la comarca considera que han sido unos resultados históricos.

Urnas ya vacías pasadas las 12 de la noche

La jornada electoral discurrió sin incidencias. El buen tiempo y el aliciente de las elecciones generales, marcadas en esta ocasión por la incertidumbre de los resultados hasta el úlitmo minuto, propiciaron una elevada participación de la ciudadanía.

Y los que volvieron a dar el “do de pecho” fueron los miembros de las mesas electorales. El recuento de las papeletas del Senado fue lo que más “quebraderos de cabeza” les dio, si bien el cumplimiento del procedimiento establecido volvió a resultar complicado. Este procedimiento suscita en cada cita electoral cierta confusión debido al desconocimiento lógico y justificado de esta materia por parte de los integrantes de las mesas. “Si me vuelve a tocar, me desmayo”, decía la integrante de una mesa electoral de A Rúa después de finalizar la jornada, confirmando así que que fue para ellos y ellas “un día muy duro”.