Una simple llamada a Tráfico puede salvar vidas en la carretera

0
297
Control de Tráfico en la provincia de Ourense


Cada vez son más las personas que avisan de la presencia de conductores potencialmente peligrosos circulando por las carreteras de la provincia de Ourense y la comarca de Valdeorras. Una simple llamada telefónica puede salvar vidas. Por este motivo, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense quiere agradecer los avisos y colaboración prestada por la ciudadanía, que ha permitido localizar a los infractores evitar siniestros viales de consecuencias impredecibles.

En la primera quincena del mes de mayo, Tráfico recibió tres llamadas telefónicas realizadas al Servicio de Atención de Emergencias de Galicia (CIAE-112), y a la propia Central Operativa de Tráfico del Subsector de la Guardia Civil de Ourense, mediante las que distintos usuarios pusieron en alerta de la circulación irregular y peligrosa de vehículos en distintas vías y carreteras de la provincia, siendo uno de ellos un vehículo articulado de gran tonelaje dedicado al transporte de mercancías. Ante estas llamadas, la Central pasó aviso inmediato a las patrullas de servicio por la zona con el objeto de localizar estos vehículos, dando en los tres casos resultado positivo.

Publicidad

El primer conductor detectado carecía de permiso de conducción por pérdida de vigencia de todos los puntos y se encontraba cumpliendo una condena de suspensión de permiso de conducir dictada por la Autoridad Judicial. Arrojó resultado positivo en alcohol triplicando la tasa permitida. El segundo conductor controlado dio positivo en alcohol. El tercero conducía un vehículo articulado bajo los efectos en drogas a la espera de los análisis que ulteriormente se lleven a efecto por el laboratorio autorizado.

Todos los conductores se enfrentarán a infracciones muy graves de la Ley de Seguridad Vial o a delito contra la Seguridad Vial tipificado en el vigente Código Penal, con penas de prisión de 3 a 6 meses, mula de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y la privación del derecho a conducir vehículos a motor o ciclomotores de 1 año y 1 día a 4 años.