“Suá” cumple 35 años: el sueño y pasión por la moda de Araceli Paradelo

0
1385
Araceli Paradelo Núñez, el alma de Suá

“Mi norma es estar siempre al día y a la última”, dice la propietaria de la tienda de referencia en O Barco en primeras marcas

“Suá” cumple 35 años. El establecimiento forma parte de la identidad de O Barco. Es toda una boutique de referencia en moda y primeras firmas. Tal es así que no precisa carta de presentación, basta pronunciar su nombre. Su esencia se resume en experiencia, prestigio y apuesta continua por la calidad y las nuevas tendencias. Es una tienda de ropa multimarca conocida y reconocida.

Araceli Paradelo Núñez es el alma de “Suá”. Siente verdadera pasión y amor por su profesión. “Suá” es su sueño cumplido. Los ojos de esta empresaria se iluminan cada vez que habla de su establecimiento, situado en la calle Doctor Pérez Lista, 38. Su motor es el mismo que el primer día que abrió: ilusión, decisión, ganas, empuje y un espíritu emprendedor sin límite. Cada día da un paso más en el afán de ofrecer la últimas novedades en tendencias y calidad. “Por encima de la experiencia, hay que estar al día”, valora.

Vive a fondo el mundo de su tienda. Se embarcó en el sector de la moda por auténtica vocación en la que pesó la tradición familiar empresarial. Hija de los que propietarios de la popular y desaparecida zapatería Calzados Virgilio (Olga Núñez y Virgilio Paradelo), tuvo claro desde era una niña que quería tener su tienda de moda. “Siempre me gustó la ropa”, explica.

Desde el primer minuto de la puesta en marcha de la tienda marcó la diferencia con el sello propio de la ropa de marca, calidad y el toque elegancia. A ello sumó la constante innovación. “Para mí es una norma estar al día y a la última”, señala. Y así forjó “Suá” su personalidad.

Fundó “Suá” con un primo, con el que disolvió la sociedad al cabo de un año de rodaje. Durante los comienzos de esta emblemática tienda, su madre la regentaba, ya que Araceli Paradelo vivía fuera de O Barco. “Yo venía continuamente a hacer pedidos, iba a las ferias de moda y todo lo necesario”, explica, hasta que llegó el momento de asumir plenamente las riendas.

Hace 35 años había ropa de caballero y señora. Hoy viste exclusivamente a la mujer. Su seña de identidad siempre fueron las firmas gallegas, la principal Caramelo hasta que esta se extinguió. También en el pasado vendió ropa de Roberto Verino y Adolfo Domínguez, entre otros, hasta que éstos pusieron sus propias tiendas.

Actualmente, una de las principales firmas con las que trabaja es Alba Conde. “Tiene sus tiendas, pero respeta mucho los puntos de venta”, argumenta.

En línea joven, NAF NAF es una de las principales marcas de “Suá” desde casi sus orígenes. “Soy la cliente número 101 de esta firma en España”, dice con orgullo. Al mismo tiempo, cuenta con ropa de firmas como MdM, Mimi Mua, Rinascimento y Lolitas, entre otras muchas.

“Soy muy fiel a las marcas, siempre que funcionen bien. Las casas que dejé fue porque no funcionaban o porque cerraron”, detalla Araceli Paradelo.

Una de las singularidades de la tienda es que su gran escaparate muda su decoración al menos una vez cada 10 días, cambio que asume personalmente la propia Araceli. Pero ¿cómo valora esta empresaria los 35 años de vida de “Suá”?

“Suá” es sinónimo de ropa de firma, elegancia, buen gusto y calidad

Me gusta la ropa con clase, que te la pones y sienta bien, que tiene algo, tiene tacto, calidad. Hay ropa para todas las edades, tanto para jóvenes como personas mayores. Aquí se viste la madre, la hija y la abuela. En el caso de ceremonia, trabajo y he trabajado con infinidad de casas.

¿Qué ofrece Suá?

Calidad, últimas tendencias, un trato personalizado y asesoramiento. Aquí nunca ponemos una mala cara. La paciencia es nuestra virtud. Hay ropa de todos los estilos y precios.

¿Una clave de la evolución o del éxito de Suá?

Estar siempre al día y a la última.

El cambio de escaparate de “Suá” es continuo

Me chifla la decoración. Cuando voy a Madrid me dedico sólo a ver escaparates. Es la presentación de un establecimiento. Nos da trabajo, pero es otro signo de nuestra actualización constante. Lo peor que le puede pasar a una tienda es quedarse anticuada. Yo siempre la estoy moviendo. Mi lema es incorporar todo lo nuevo que sale al mercado.

No le gusta que asocien su tienda al concepto de lujo

No me gusta. Tenemos ropa de calidad extraordinaria, ropa buena, esto sí. Pero disponemos de amplia variedad de precios. De hecho, hay una sección de outlet, que supone ofertas durante todo el año.

¿Tiene alguna ayuda al frente de la tienda?

Mi marido siempre me ha apoyado, pero mis hijos me ayudan muchísimo en la planificación. Se dedican al mundo de la comunicación y están metidos en el mundillo de desfiles, pasarelas, premios y tendencias. También tengo que agradecer y hacer un reconocimiento especial a las personas que están en la tienda, Milagros, que es mi mano derecha, trabaja conmigo desde hace 24 años, fiel, responsable y estupenda vendedora ; y Arancha, que lleva seis años, muy buena vendedora, mi mejor ayudante en el montaje de los escaparates y que le gusta la decoración. Sin ellas no podría hacer los escaparates. Ellas son mi mejor ayuda.

Desprende ilusión por los cuatro costados

Si me quitas esto me matas. Recuerdo perfectamente el día de hace 35 años en el que abrimos. El escaparate era de María Moreira. Aquél día el médico me había ordenado reposo a raíz de una operación. Era tal la ilusión la que tenía, que me levanté y fui a abrir la tienda. Mantengo la misma chispa que entonces.

Su madre, Olga Núñez fue una de las personas clave en la vida de “Suá”

Heredé de ella el dinamismo e inquietud en esta profesión. Iba con ella a las ferias y desfiles de moda para realizar los pedidos. Tenía tal marcha, que me agotaba a mí. Era difícil seguirle el ritmo. Era muy graciosa. Nos compenetrábamos muy bien en el trabajo. Por mi parte, cuando residía lejos de O Barco, dejaba a los niños y viajaba hasta A Coruña para hacer los pedidos a la fábrica de la firma Caramelo. Y lo hacía con una ilusión tremenda, la misma cada vez que ahora voy a ver colecciones de Sonia Peña, Carla Ruiz y Alba Conde, por ejemplo.

Se la ve muy coqueta…

Siempre lo fui, es intrínseco a mi persona. A mí me gusta la ropa sencilla, pero en “Suá” hay ropa para todos los gustos y edades.

Ha alcanzado ya su sueño, ¿qué es lo que más le gustaría ahora?

Me gustaría que “Suá” siga siendo la tienda de referencia en moda y calidad en O Barco. Soy de esta tierra y la amo.

(Araceli Paradelo Núñez lleva 35 años de pura devoción al sector de la moda. “Me sigue gustando muchísimo”, dice. Le apasiona ver e incorporar las nuevas colecciones de las distintas firmas. Es una mujer vital, positiva y muy activa. Es un modelo a seguir como empresaria: nunca se detiene. Y el resultado, salta a la vista. )