Patricia de Castro: “El emblema de Café Xanadú son los pinchos gratis”

1801
Publicidad

El Café Bar Xanadú de O Barco dedica los viernes a las “cañas” con precios especiales, oferta 26 referencias de vinos y organiza cumpleaños para los más pequeños

El  Café Bar Xanadú, situado en el Paseo de O Malecón, número 22  Bajo-B de O Barco (junto al Teatro Lauro Olmo), tiene gerencia nueva desde hace cinco meses. Patricia de Castro Meireles, de Bembibre (León) decidió apostar por la hostelería teniendo en cuenta que goza de experiencia en este sector.

Emprendió con la ayuda de su marido, José Antonio Sanmartín Menéndez, de Cereixa (Monforte de Lemos), que en su tiempo libre le ayuda a atender el establecimiento.

Ambos se mudaron a O Barco hace algo más de tres años por razones laborales. Patricia de Castro está encantada de haber dado este paso.

Patricia de Castro cuenta que adora la hostelería, que está muy vinculada a este sector y que lo que más le gusta es el trato con la gente. “A mí la hostelería siempre me gustó. Tuve bar hace años y tengo un hermano que tiene otro en Ponferrada”, detalla.

Tiene muy claro que el lema de Café Bar Xanadú es que “toda consumición debe ir acompañada de un pincho”, toda una norma y emblema del establecimiento. “No cobramos nunca el pincho y se le ofrece a cada cliente que entra por la puerta”, comenta.

Los pinchos de la casa son Patatas bravas, Patatas alioli, chorizo, lomo, champiñón con huevo de codorniz, mini hamburguesas, “Piruleta de langostinos”, croquetas y alitas de pollo, entre otros. “La mayor parte de ellos son elaborados aquí y siempre al momento“, comenta Patricia de Castro.

La “cocina en vino” de sus pinchos entraña que haya que esperar algunos minutos, circunstancia que ya advierte con humor en una de las diversas pizarras colocadas en las paredes de Xanadú: “Las cosas de Palacio van despacio”.

“Cuando hay mucha gente, principalmente los fines de semana, los clientes tienen que esperar a que salgan los pinchos recién hechos de la cocina. Se hacen al instante, de modo que la elaboración de algunos llevan más tiempo que otros. Por eso se pide siempre paciencia al cliente”, aclara Patricia de Castro.

Una de sus especialidades es su amplia carta de vinos, nada menos 26 referencias diferentes de las Denominaciones de Origen Valdeorras, El Bierzo y la Ribeira Sacra.

Café Bar Xanadú también tiene su día de la cerveza: los viernes por la tarde, jornada en el que las cañas  se sirve con un precio especial, 1,20 euros.  Eso sí, “la clientela que viene los viernes no sólo pide cerveza, sino refrescos, café y otras consumiciones. Porque ahora ya se sienten familiarizados con Xanadú y se sienten cómodos, como en casa. Aquí damos un trato muy cercano y personalizado”, cuenta.

Otra de las particularidades de Café Bar Xanadú es que organiza fiestas de cumpleaños para los más pequeños por un precio que oscila entre los 6 y 8 euros por niño y niña, en función del menú. “Puedo decir que lo que ponemos no lo dan comido ni los niños ni los padres”, dice en alusión a la abundancia del menú de cumpleaños.

Argumenta que durante muchos años fue clienta de bares, una experiencia muy útil para los servicios que ha establecido en beneficio del cliente. “Abrimos de lunes a domingo los 365 días del año y nunca cerramos a mediodía”.

Café Bar Xanadú tiene como objetivo “mimar a la clientela al máximo”, concluye.

Al mismo tiempo, Café Bar Xanadú despliega alternativas con la organización de fiestas en el local. La más reciente, la gran fiesta del 7 de marzo, que rindió homenaje a la mujer, la “Fiesta de la Mujer”.

Contó con la actuación musical de un DJ, hubo pinchos gratis y todas las mujeres que asistieron fueron invitadas a la segunda consumición. Además, el Café Bar Xanadú realizó un sorteo de la estancia en un balneario para dos personas y entregó regalos sorpresa.

Patricia de Castro Meirele detalla que “para mí como mujer es un orgullo trabajar en la hostelería. Las mujeres deben estar siempre en primera línea”, dice con orgullo.

Y  qué mejor ocasión que celebrar una fecha tan señalada, como el Día de la Mujer, en este establecimiento. La idea de Xanadú es dar continuidad a otro tipos de fiestas similares. La próxima, posiblemente en el mes de mayo.