Noche de San Juan sin hogueras

    Publicidad

    A Rúa Vella cumplió con la tradición. Jóvenes y niños del pueblo se apoderaron durante unas horas de tiestos con plantas y flores de los vecinos, cogidos a hurtadillas durante la noche de San Juan, si bien en esta ocasión innovaron para  darle unas pinceladas de humor. Así, en la plaza de la localidad colgaron ropa interior y un tendedero. También apilaron carretillas, cubos de fregar y destartalados carros de la compra. Todo ello fue recuperado durante la mañana por los propietarios.

    En esta ocasión no se encendieron hogueras pero sí la chispa para mantener vivo un rito antiquísimo, celebrado en muchas localidades de España, cuyo sentido es celebrar el solsticio de verano.

     

    Publicidad