Los conductores colaboraron con Tráfico en la “campaña de Reyes”

Controles de Tráfico durante la festividad de Reyes en la provincia de Ourense
Publicidad

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense intensificó los controles de alcohol y drogas durante el fin de semana de la festividad de Reyes con el fin de garantizar un final feliz de las fiestas. Como consecuencia de la vigilancia efectuada en distintos puntos de la provincia ourensana, se realizaron 1.472 pruebas de alcohol y drogas, en las que se obtuvieron 25 resultados positivos, siendo 21 alcoholemias positivas y el 16% restante positivos en drogas o estupefacientes.

Cabe destacar, según Tráfico, que ningún conductor se negó a someterse a las pruebas legalmente establecidas, tras ser formalmente requeridos por los agentes intervinientes. Esta negativa, implicaría  la comisión de un delito contra la seguridad vial, castigado  con penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

A uno de los conductores se le tramitó un atestado policial por un presunto delito contra la seguridad vial y será citado para comparecer ante el Juzgado de Instrucción competente a lo largo de los próximos días.  Se enfrenta a una pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Publicidad

En igual circunstancia se hallan cuatro conductores que, de manera indiciaria,  obtuvieron un resultado positivo en los test de drogas, si bien sus expedientes no se tramitarán hasta que el laboratorio de referencia confirme el consumo de drogas o sustancias estupefacientes, tras realizar los obligatorios análisis de contraste. En ambos casos implica una sanción de hasta 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos  de su crédito.

Como anécdota, añade Tráfico, podría destacarse que uno de los conductores que dio resultado positivo mostró su desconcierto comentando a los agentes cómo podían estar haciendo pruebas de alcoholemia con las bajas temperaturas que había en aquel momento. De hecho, el conductor se resistía a bajar del vehículo alegando que hacía demasiado frío y que no se negaba a realizar la prueba, pero que se la hicieran dentro de su vehículo debido al frío. Finalmente accedió a desplazarse hasta el furgón de atestados, donde se le realizó la prueba en la que su resultado fue positivo.

Navidades

A lo largo de todas las Navidades, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense realizó numerosos controles de alcohol, drogas y velocidad, lo que redundó en una disminución del número de accidentes graves, hasta el punto de que no hubo que lamentar la pérdida de ninguna vida humana, aun habiéndose producido un aumento del tránsito de  vehículos por las carreteras de la provincia de Ourense.

Desde el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, se sigue haciendo un llamamiento a la responsabilidad de los conductores, para que no se pongan al volante  si no se encuentran en plenas condiciones psicofísicas para emprender un desplazamiento con seguridad y no conduzcan si han ingerido alcohol o drogas.

Se recuerda que la sanción por conducir bajo la influencia del alcohol o drogas en el organismo es de 1.000 euros y 6 puntos menos en el permiso de conducir, pudiendo llegar a ser delito dependiendo de la sintomatología o si se ve involucrado en un accidente, en cuyo caso las penas son mayores.

Tráfico da las gracias también a los conductores que hicieron una conducción responsable y transitaron por nuestra provincia adoptando las medidas de seguridad y observando las normas de circulación.