Las alegaciones del sector de la pizarra al Plan Hidrológico fueron aceptadas

Publicidad

La alcaldesa de Carballeda, María del Carmen González, señala que ya no peligra la continuidad de la actividad económica en Valdeorras

La alcaldesa de Carballeda, María del Carmen González, afirma que las alegaciones presentadas por el sector de la pizarra al Plan Hidrológico fueron atendidas por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil.

“Las alegaciones sustanciales, aquello que obligaba a devolver el cauce al estado primitivo, y que imposibilitaba dar continuidad a la actividad de la pizarra, las han aceptado”, explicó.

Publicidad

La alcaldesa mostró su satisfacción por la importancia de que las alegaciones fueran atendidas ya que beneficia a la actividad económica derivada de esta actividad económica en Valdeorras, es decir, “a todas las empresas de la pizarra, los trabajadores de las mismas y también a las empresas auxiliares que dependen de ellas”, subrayó.

Publicidad

De este modo, dijo María del Carmen González, “ahora se irá aplicando el Plan empresa por empresa. Cada una tiene su singularidad y no podíamos aceptar una norma general del sector que lo imposibilitaba”.

Así las cosas, la preocupación por el futuro de la pizarra se disipa garantizando su continuidad.