Larouco recibe fondos para hacer frente a la sequía

Larouco
Publicidad

El programa de la Xunta dota al Ayuntamiento de 7.260 euros para anticiparse y garantizar el abastecimiento de agua a la población

La Xunta publica hoy en el Diario Oficial de Galicia la resolución por la que se hace pública la relación de los 20 ayuntamientos beneficiarios de las ayudas de la convocatoria de 2020 para elaborar los planes de emergencia frente a la sequía. Uno de los beneficiarios es Larouco, que recibe una cantidad de 7.260 euros.

En esta convocatoria de ayudas impulsadas por la Consellería de Infraestructuras, a través de Augas de Galicia, los ayuntamientos recibieron ayudas entre 7.000 y 15.000 euros.

Publicidad

Se trata de la segunda convocatoria de colaboración con los ayuntamientos en sus competencias municipales, publicada en junio del año pasado, que se suma a una primera realizada en el año 2019, que ya benefició a 20 municipios. Así, se prevé conseguir este año los 40 ayuntamientos con sus documentos preparados para poder anticiparse la posibles situaciones de sequía.

Publicidad
Publicidad

Con estos incentivos, la Xunta presta apoyo técnico y financiero en materia de aguas a los ayuntamientos para que cada sistema de abastecimiento disponga de su propio plan de emergencia frente a la sequía y tenga claro cómo actuar ante una situación de alerta.

Estas ayudas financian el 80% del coste de la redacción del plan, con un importe de hasta 15.000 euros por solicitud y subvencionan actuaciones realizadas desde el 1 de enero de 2020. Además, las ayudas son compatibles con el cofinanciamiento que acerquen otras administraciones públicas, como las diputaciones provinciales.

Publicidad

Los planes de emergencia frente la sequía son un instrumento clave para anticiparse y preparar soluciones que garanticen el abastecimiento de agua a la población.

Hace falta recordar que la Ley de garantía de abastecimiento de agua, aprobada por la Administración autonómica y que entró en vigor el pasado mes de enero, establece un plazo de 2 años para que los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes elaboren planes de emergencia frente a la sequía.