La vacuna de la COVID-19 llegó a Valdeorras: un canto a la esperanza

Publicidad

Las primeras dosis se administraron en dos residencias de O Barco y Vilamartín

La vacuna de la COVID-19 llegó a Valdeorras. Lo hizo “en silencio”, sin aspavientos, rodeada de un halo de normalidad instaurada sólo unas horas antes con las primeras vacunas en Santiago y Ourense.

La vacunación, que “pasó de puntillas” por la comarca en aras de la seguridad de los primeros usuarios, es todo un canto a la esperanza: poder regresar algún día a la normalidad.

Publicidad

La campaña de vacunación no ha hecho más que empezar. Tomado las palabras del propio gerente del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco, Félix Rubial, “no sabemos si estamos al principio del fin o al final del principio”.

Publicidad

Sea como fuere, es momento de celebrar que hay una oportunidad para tratar de vencer al coronavirus, el virus que jamás hubiésemos imaginado que nos iba a arrebatar tanto.

La vacunación, la mejor noticia para comenzar el año, se irá extendiendo por todas y cada una de las residencias sociosanitarias con un calendario gradual.

Valdeorras celebra el comienzo de lo que podría ser una nueva etapa. La ciencia vencerá al virus a través de las nuevas vacunas.