La Guardia Civil: a pie de control en Valdeorras para frenar el COVID

1750

Hay controles cada día en la N-120 y otras carreteras, además de los núcleos urbanos de A Rúa, O Barco y otras localidades de la comarca

La Guardia Civil es uno de los Cuerpos de Seguridad del Estado que durante la pandemia está desarrollando una intensa labor para evitar la propagación del coronavirus. Su papel es crucial en la gestión de la crisis del COVID-19.

Los agentes de la Guardia Civil pertenecen al grupo de profesionales que ponen en riesgo su salud para velar por la de la población y contribuir a prevenir contagios.

Publicidad

En Valdeorras, el trasiego de agentes y vehículos de la Guardia Civil es constante, se deja ver día tras día en carreteras, villas y pueblos. La lucha contra el COVID no se detiene.

Hoy nos detenemos en la N-120. Agentes del Destacamento de Tráfico de O Barco realizan controles al paso de la Nacional en Vilamartín.

Dan el alto a los vehículos. La primera pregunta es el motivo del desplazamiento porque, lógicamente, debe ser justificado con algunas de las razones contempladas en el decreto del Estado de Alarma.

La parada intermitente de vehículos no interfiere en la pausada y reducida circulación en la N-120, que ha caído en picado a raíz de la pandemia, dista mucho de ser lo que era antes del COVID.

La gente está respondiendo bien. Presentan los justificantes de los motivos de su desplazamiento. No ha habido incidentes. En general, han tomado conciencia”, comenta un agente de la Guardia Civil de Tráfico de O Barco en este punto de control.

Pero no sólo aquí, también en otras villas como A Rúa y O Barco se realizan los pertinentes controles todos los días.

El día a día los agentes discurre, ahora, ligado al coronavirus.

La Guardia Civil invita a no bajar la guardia en la lucha contra el coronavirus.