El Entroido se dejó sentir en el Instituto Lauro Olmo

Publicidad

El alumnado visibilizó esta fiesta ancestral con todas las medidas y protocolos sanitarios que marcan los tiempos de COVID-19

El Entroido se dejó sentir en las aulas de los centros escolares de Valdeorras, también en el Instituto Lauro Olmo de O Barco.

En el “Lauro Olmo”, a pesar de la pandemia y las restricciones, se apostó por visibilizar esta fiesta ancestral.

Publicidad

En esta ocasión, la representación estuvo rodeada de todas las medidas y protocolos sanitarios.

Publicidad

El espíritu del Entroido arrebató la sonrisa a los escolares y alumnado, aparcando durante algunas horas la tristeza que suscita en el ambiente general la situación epidemiológica.

Los disfraces marcaron el día, también por las calles, con un elemento común a todos ellos: la mascarilla.

El centro no quiso pasar por alto el recordatorio de la fiesta que más hace volar la imaginación y fantasía.

Nunca antes se había vivido un Entroido de estas características y las “celebraciones” escolares sirvieron para rememorar esta fecha.

Sea como fuere, los momentos mágicos del Entroido se asomaron para revivir esta celebración tradicional tan especial.