El coronavirus avanza: ¿camino de la quinta ola?

Publicidad

En el Área Sanitaria de la provincia en los últimos días se han multiplicado los casos con un total de 336 de los que más del 60 por ciento están en Ourense

El gerente del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco, Félix Rubial, ha hecho balance de la incidencia de la COVID-19 en la provincia ourensana. A día de hoy, dice, hay 336 casos activos, que duplican los habidos en los últimos 10 días. De ellos, 194 están en Ourense (más del 60 por ciento); 20, en Ribadavia y 18, en Barbadás.

Valdeorras, por el momento, cuenta con 5 positivos, 4 de ellos en O Barco y 1 en Rubiá.

En Galicia son 2.638, cuando el 2 de julio no llegaban a 2.000 (concretamente 1.994).

Publicidad
Publicidad

El perfil de persona infectada son personas jóvenes, menores de 30 años (más del 50 por ciento) y el impacto asistencial está siendo “pequeño”, puntualizó ya que “son personas sanas, sin factores de riesgo que pasan la enfermedad con poca sintomatología. No genera un aumento de ingresos”. Rubial explicó que hay 4 ingresos pero ninguno en UCI.

Publicidad

Paralelamente, señala que prosigue el proceso de vacunación, con “alta adherencia por parte de la población, con más de 360.000 dosis administradas y cerca de 170.000 con la pauta de inmunización completa, que supone cerca de un 60 por ciento del Área Sanitaria”.

Félix Rubial explicó que hay que seguir transmitiendo el mensaje de “mascarilla o distancia social”, principalmente entre la juventud y seguir aplicando el “sentidiño” que “tan bien nos ha ido funcionando para no ahogarnos a pocos metros de la costa“.

Publicidad

Habla de que “aún hay población susceptible de contagios por no estar inmunizadas” y la transmisión puede llegar a personas más vulnerables. Y subraya que el hecho de que el virus esté circulando entraña el riesgo de que mute. “Hay que mantener la prudencia y recuperar las medidas de distancia y no dejarnos llevar por estos momentos de bajas restricciones”.

Y es que, concluye, el virus sigue estando presente, hasta el punto que se está propagando de nuevo a través de brotes.

El coronavirus avanza. La pregunta brota por si sola: ¿camino de la quinta ola?