El BNG cree que hay una “agenda oculta” para desmantelar el Hospital y convertirlo en un gran centro de salud

Publicidad

La diputada del BNG, Noa Presas, se desplazó hasta O Barco para analizar, junto al responsable comarcal de la citada formación, Suso Vilasánchez, la situación del Hospital Comarcal Valdeorras que, consideran, “se está deteriorando” .

Suso Vilasánchez dijo que los partes de guardia “o no están completos o figura gente que no está de guardia. Sabemos que la hospitalización a domicilio está cerrada por falta de personal y sabemos que hay tres internistas que abandonaron o están fuera del hospital y de los tres sólo hay cubierto uno”.

Vilasánchez argumentó que también se dice falsamente que “a este Hospital no quiere venir nadie. Tenemos la Relación de Puestos de Trabajo del año 2011, fecha en la que el centro tenía 62 médicos. En la actualidad, no sabemos cuántos hay. Y lo que es peor, aunque lo supiéramos no íbamos a poder comprobar nada. En el 2017, accedimos a la Relación de Puestos de Trabajo y figuraban 20 médicos en el Hospital Comarcal Valdeorras pero estaban en otros hospitales. Ahora queremos conocer de verdad cuál es la Relación de Puestos de Trabajo para investigar si todos esos puestos que constan están en el Hospital de O Barco o en otros sitios”.

Publicidad
Suso Vilasánchez y Noa Presas

Vilasánchez esgrimió que “da la sensación de que este Hospital es una reserva que se usa para otras cosas. La situación es ya dramática, un desmantelamiento crónico. Hay que ver también cuál es la oferta real de plazas”.

Por su parte, Noa Presas, señaló que “tenemos gran preocupación por la situación que está viviendo la Sanidad en toda Galicia y, sobre todo, en los Hospitales comarcales de Ourense. Estos días, hubo huelgas de médicos en Santiago por la situación de los PACs, grandes manifestaciones en Vigo y protestas en Ourense por centros de salud que llevan menos de un año abiertos. Es una situación que no se puede permitir”.

Detalló que todo ello “es obra de la década de gobierno de Alberto Núñez Feijóo con un recorte constante en la Sanidad de más de 2.000 millones de euros. Vemos que ahora, con más capacidad económica no hay voluntad de recuperar lo que se perdió sino que hay una agenda oculta de desmantelamiento”.

En este sentido, Noa Presas recordó que no hace ni un año de la reforma de la Ley de Salud gallega, “con la que se cargaban literalmente áreas sanitarias como la de O Barco y se confirma lo que advertíamos, que hay una agenda oculta para convertir este Hospital en un gran centro de salud, algo que no queremos pues deseamos que Valdeorras tenga un Hospital dotado con recursos humanos y materiales. Insistiremos en el Parlamento gallego sobre esto”.

A la puerta del Hospital Comarcal Valdeorras

Además, calificó de “hecho gravísimo” que un “propio médico denuncie que hubo un falseamiento de un parte de guardia”, como ocurrió en los últimos días. “Eso es falsedad documental y puede ser la punta del iceberg o la gota que colme el vaso de muchas más cosas que no sabemos. Por ello, desde el BNG llevaremos al Parlamento la petición de una auditoría independiente sobre el Hospital de O Barco, que desvele exactamente cuántos profesionales hay disponibles, cuál es la dotación de personal, de material y cuáles son las reglas de funcionamiento”, precisó la diputada.

Presas valoró que “no es de recibo que exista un caso como el de las falsas guardias y no se de una explicación oficial por parte de la Xunta y el Sergas sobre qué ocurrió pues estamos hablando de un hecho que pudo haber tenido consecuencias graves”.