Aviso por episodio de calor en Valdeorras y Ourense

Publicidad

La Xunta declaró nivel II en 59 municipios de la provincia ourensana

La Xunta de Galicia, a través de su Comité de Plan de Calor, en el marco del Plan de Actuaciones frente a los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud, acaban de declarar la situación de aviso por episodio de calor de nivel II (duración media) en las siguientes zonas:

Valdeorras: O Barco, Larouco, Petín, A Rúa, Rubiá y Vilamartín.

Publicidad

Sur de Ourense: (Allariz, Baltar, Bande, Baños de Molgas, Os Blancos, A Bola, Calvos de Randín, Castrelo do Val, Celanova, Cualedro, Entrimo, Gomesende, Laza, Lobeira, Lobios, A Merca, Monterrei, Muíños, Oímbra, Paderne de Allariz, Porqueira, Quintela de Leirado, Rairiz de Veiga, Ramirás, Sandiás, Sarreaus, Trasmiras, Verea, Verín, Vilar de Barrio, Vilar de Santos, Vilardevós, Xinzo de Limia, Xunqueira de Ambía).

Publicidad

Montaña de Ourense: (O Bolo, Carballeda de Valdeorras, Castro Caldelas, Chandrexa de Queixa, Esgos, A Gudiña, Maceda, Manzaneda, A Mezquita, Montederramo, Parada de Sil, A Pobra de Trives, San Xoán de Río, Riós, A Teixeira, A Veiga, Viana do Bolo, Vilariño de Conso, Xunqueira de Espadanedo).

La situación meteorológica en Galicia está determinada por la entrada de una masa de aire muy cálida procedente del norte de África que lleva ya varios días sobre el resto de la península Ibérica y que hoy, al calmar el viento, afecta también a Galicia, dejando altas temperaturas, tanto mínimas como máximas, especialmente en puntos de la provincia de Ourense.

Publicidad

La previsión es que se mantenga por lo menos hasta el jueves, ocasionando este episodio de calor en el sur de Ourense, montaña de Ourense y Valdeorras, que aún podría extenderse la otras zonas en la jornada de mañana.

El Comité de Plan de Calor está formado, además de por la Consellería de Sanidade y por el Servicio Galego de Saúde; por la Vicepresidencia segunda y Consellería de Presidencia y por las Consellerías de Política Social y Xuventude; y de Medio Ambiente.

Publicidad

Este plan, que está operativo desde el día 1 de junio, establece las medidas necesarias para reducir los efectos en la salud asociados a las altas temperaturas, los sistemas de previsión, alerta y comunicación a utilizar, y, además, define una sistemática de intervención según los niveles de alerta establecidos. Por otro lado, establece los canales de coordinación interinstitucional entre las unidades competentes en esta materia.

Recomendaciones para hacer frente al calor

Sanidade quiere, asimismo, hacer llegar a la ciudadanía una serie de consejos que podrán ser muy útiles para estos días de calor. Se beberá más líquido del habitual sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos. Se deberá evitar ingerir bebidas calientes, alcohólicas, café, té y las muy azucaradas. Asimismo, se comerán verduras y frutas y se evitarán las comidas copiosas.

Respecto del atuendo, Sanidade recomienda usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombreros, gafas de sol y cremas protectoras solares. El calzado deberá ser cómodo, fresco y que transpire.

En el interior de los edificios se permanecerá, a ser posible, en espacios ventilados o acondicionados, y utilizando las habitaciones más frescas de la vivienda. Durante el día, se bajarán las persianas y se cerrarán las ventanas, abriéndolas por la noche para ventilar. Asimismo, podrán utilizarse ventiladores. En los momentos de calor más intenso se refrescará el cuerpo con una ducha o con un baño en agua tibio. Además, se procurará eludir las aglomeraciones de personas en locales sin aire acondicionado.

En el exterior de los edificios se evitarán, en la medida del posible, las actividades en las horas más calurosas, se reducirá la actividad física, se procurará buscar las sombras y, cuando se estacione el coche, no se deberá dejar en el interior ni a niños ni a personas mayores, ni a ningún animal de compaña.

Asimismo, conviene no ir a la playa en las horas de máximo calor (mediodía y las primeras de la tarde). Al mismo tiempo, Sanidade señala que nunca se debe quedar dormido tomando el sol. Respecto de las cremas de protección, se utilizarán las de mayor protección posible y nunca inferior a quince.

Recuerde que es conveniente hacerles un seguimiento especial a las personas que viven solas, con el fin de comprobar que adopten las medidas recomendadas y su estado de salud es el habitual.