Álvaro Fernández: “La variante del Camino de Invierno que defiendo es más bonita y segura”

Publicidad

El alcalde de A Rúa dice que el de Vilamartín “está empecinado” en la OU-536, un tramo “menos vistoso, con menos paisaje y más peligroso”

El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, explica que su alternativa para salvar el tramo peligroso de la OU-536, por riesgo de atropello a los peregrinos, pasa por tomar una variante por San Miguel de Outeiro (Vilamartín).

Señala que el alcalde de Vilamartín no le transmitió en su día que hubiese caminos privados. “Su postura no es la que acordamos en su momento. Estamos actuando con lo consensuamos con Enrique Álvarez, que es buscar una ruta alternativa para los peregrinos que sea seguro”.

Añade que el regidor de Vilamartín “me dijo, y viene también recogido también en el Catastro, que existía el camino público que enlaza desde el puente debajo de la Nacional y lleva a Pedrazais (A Rúa)”.

Publicidad
Publicidad

Valora que ha llevado personalmente por esta alternativa a miembros de la Asociación de municipios del Camino, de la Asociación de Empresarios de Valdeorras (AEVA) y de la de Amigos del Camino de Santiago y “les encantó”.

Álvaro Fernández subraya que no se puede aguardar a una obra de remodelación de la OU-536, costosa y larga, porque hay que “dar una solución ya”.

Publicidad

En cuanto a si esta alternativa sería indefinida, apunta que “a mí no me disgustaría que fuese definitiva, pero por lo menos sí que hay que sacar a los peregrinos ya del peligro de la OU-536”.

Es más, dice que la senda que habilitó el Concello de Vilamartín para los peregrinos en la OU-536 desde San Miguel de Outeiro hasta el límite con A Rúa (en una orilla de la OU-536) “está desmoronándose, se está cayendo, porque no tiene contención y estrecha. La hizo con muy buena voluntad pero sigue sin ser segura. La alternativa que yo propongo tiene mayor seguridad porque no hay tránsito de vehículos”.

Enumera las ventajas que estima favorables para los peregrinos: “No hay contaminación, es mucho más vistosa, natural, llena de paisaje, se ve Vilamartín y A Rúa desde el alto. Tiene posibilidades, se puede hacer un mirador y áreas de descanso agradables. Tiene historia, pues en la zona se dice que se asentaron las tropas napoleónicas. Hay restos arqueológicos, petrogiflos, hay viñedos, bodegas y a todo ello se le puede sacar partido con la señalización adecuada”.

El alcalde de A Rúa estima que “para promoción de Vilamartín y A Rúa a nivel de interés es mucho más atractiva esta alternativa”.

Publicidad

Álvaro Fernández que lo que propone el alcalde de Vilamartín es una obra de casi 700.000 euros, “moviendo la carretera, con plataformas elevadas y no es el momento de esto. Primero porque ya estamos en el Xacobeo y esas obras van a tardar mucho tiempo. Si se hacen las obras, ¿por dónde van a pasar los peregrinos?. Y segundo, disponemos de unos 6.000 euros, ya concedidos por la Xunta de Galicia, para acondicionar la senda alternativa”.

Y va más lejos. Dice que la variante que defiende es el Camino de Invierno original. “A mí me han dicho que discurría por esta zona alta, lo que pasa que lo cortó en su día la N-120 y la OU-536”.

En todo caso, argumenta que hay dos posibilidades para tomar el camino alternativo por la zona de San Miguel, en el punto también peligroso debajo del puente de la N-120, donde “se podría instalar señalización luminosa y pasos de cebra”, o bien a través de otra parte de esa zona.

Finalmente, concluye que el alcalde de Vilamartín “está empecinado en que no vaya por ahí y discurra por la OU-536. De 6.000 euros que cuesta acondicionar esta alternativa a los 700.000 de la de la carretera hay mucha diferencia”.