Álvaro Fernández: “El nuevo trazado del Camino entre Vilamartín y A Rúa no es capricho, es sentido común”

Publicidad

El alcalde de A Rúa dice que la opción que se está señalizando reúne todas las ventajas y que no quiere entrar en “guerras” ni mucho menos perjudicar a Vilamartín

El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, afirma que no es un capricho suyo el trazado del Camino de Invierno, tal y como le acabar de reprochar el alcalde de Vilamartín.

Explica que la señalización que ejecuta Patrimonio por un sendero alternativo a la vieja N-536, que conecta con A Rúa a través de San Miguel de Outeiro, le parece la opción “más sensata y de sentido común” para evitar el peligro de los peregrinos por la carretera. Y duda de que haya propiedades privadas afectadas tal y como dijo el alcalde de Vilamartín.

Álvaro Fernández señala que Enrique Álvarez Barreiro está en su derecho de emprender cuantas acciones desee y que como alcalde de A Rúa no ha buscado nunca perjudicar a Vilamartín. Es más pone por delante que sus raíces por parte materna están en este último municipio. “Mis abuelos son de Vilamartín y es un municipio vecino”.

Publicidad
Publicidad

Señala que se enteró hace poco tiempo de que estaba siendo señalizado el nuevo trazado y que “si los técnicos optaron por esta opción, a mí me parece la correcta”.

El regidor expone que el nuevo trazado es la alternativa que “libera a los peregrinos del Camino del riesgo de atropellos; es la más rápida y la más económica, pues no tiene casi gasto a lo que se proponía en la antigua Nacional, que sería una una inversión faraónica de casi un millón de euros, además de precisar todos los permisos de diversas administraciones”.

De este modo —añade Álvaro Fernández— todos los peregrinos que hacen el Camino durante este Xacobeo de 2021 y el de 2022, podrán “ir entre Vilamartín y A Rúa por una zona segura, cómoda, con interés cultural y agradable desde el punto de vista paisajístico”.

Publicidad

En este sentido, cita que la zona da pie a una historia que contar: “Se dice que ahí hubo un asentamiento de tropas Napoleónicas. Además hay petroglifos, bodegas de vino y unas vistas preciosas de Vilamartín”.

Álvaro Fernández insiste que “no tengo ningún interés como alcalde en que pase por una u otra zona. Es mi opinión. Yo no entiendo la postura del alcalde de Vilamartín y tampoco quiero entrar en guerras. El que sacó el tema por primera vez de forma pública fue Enrique Álvarez”.

Supone que “darán las dos opciones para ir por la vieja carretera y por la zona alta del sendero, pero no lo sé”. Y recuerda que la senda que acondicionó el Concello de Vilamartín está en un terraplén que se está desmoronando, principalmente con la lluvia. “Yo a los peregrinos no los metería por ahí, pero que haga lo que quiera y que los técnicos hagan lo que estimen conveniente”.

El alcalde explica que asociaciones y personas que tienen que ver con el Camino de Invierno le han dicho que es una buena opción, pero “yo no puedo imponer ningún criterio a nadie y menos a la Xunta”, concluye.