Alfredo García: “El presupuesto municipal de 2022 aumenta y recupera la normalidad”

Publicidad

El alcalde de O Barco presentó los presupuestos, que ascienden a 9.884.166 euros y que califica de “extremadamente realistas”

El alcalde de O Barco, Alfredo García, presentó la memoria de los presupuestos municipales de 2022 que, ascienden a 9.884,166 euros, una cantidad que representa un incremento con respecto a 2020, año en el que la cuenta municipal registró una merma para afrontar los gastos extraordinarios de la pandemia. El presupuesto vuelve así a la normalidad de años anteriores.

Publicidad

Alfredo García estima que el presupuesto de 2022 es “extremadamente realista”, tanto en gastos como en ingresos, siguiendo así la misma línea de los de años anteriores. Considera que los hechos avalan una buena gestión económica cuyo principio es que la cuenta municipal refleja únicamente los ingresos garantizados, los gastos fijos y los proyectos cuya ejecución está previamente asegurada.

Alfredo García destacó que recoge un incremento del 2 por ciento del salario de los trabajadores municipales. Además, el presupuesto recupera las aportaciones o subvenciones, sobre todo de concurrencia competitiva, para eventos, reducidas considerablemente a raíz de la situación sanitaria en 2020.

Publicidad
Publicidad

“Este año se vuelven a presupuestar para todos los espectáculos y actividades que contamos hacer, además de incrementarlas en un 5 por ciento”, puntualizó, reseñando el “empujón” que se dará a clubes deportivos, entidades culturales, sociales y empresariales como, por ejemplo, el Centro Comercial Aberto O Barco.

El regidor valoró que el grueso del presupuesto va destinado a servicios, aún cuando las inversiones asciendan a 400.000 euros. “No incluye grandes obras porque tiramos en su momento del remanente de tesorería para tantas obras que nos hemos encontrado con un problema para poder ejecutarlas”.

En este sentido, precisó que las empresas no dan hecho para la ejecución de obra y manifestó que todavía no han comenzado obras por valor de 431.000 euros. Están por adjudicar otras por valor de 653.000 euros, en este caso por estar pendientes de informes sectoriales o, incluso, de adecuación de proyectos. “La Administración exige tanto papeleo que dificulta el inicio de las mismas”, explicó el regidor.

Publicidad

Alfredo García puso de manifiesto que “en 2022 va a haber obras suficientes” y destacó tres, que serán financiadas a cargo del remanente de tesorería —cuando se realice la liquidación—: El saneamiento integral en O Barco, que asumirá la Confederación Hidrográfica Miño-Sil con una aportación del 20 por ciento a cargo de la institución municipal; el acondicionamiento de O Salgueiral (para el que recientemente ya se firmó un convenio con la Confederación Hidrográfica para ejecutar un proyecto de 550.000 euros para mejorar no solo el área recreativa sino la pasarela que la comunica) y la rehabilitación de la Torre de O Castro, para poner en valor el entorno, que asciende a 250.000 euros, en este caso con ayuda de la financiación estatal.

Publicidad

El alcalde de O Barco también detalló otra obra no menos importante para la dotación de un nuevo paso subterráneo bajo la vía del tren a la altura de “Xirimil”, mediante convenio con Adif, para paso de vehículos, de modo que permitirá dejar el actual solo para peatones. El Concello cofinanciará esta obra con un 50 por ciento de la inversión.

“Vamos a ejecutar primero las obras que tenemos presupuestadas y cofinanciaremos las grandes que quedan por hacer y que saldrían del remanente de tesorería porque es imposible meter tantas obras en el presupuesto”, aclaró.

En cuanto a las obras de los planes provinciales, se incluirá la segunda fase de la calle Cimadevila, con un montante de 80.000 euros, la misma cantidad destinada para la primera fase. La única calle que quedaría en Viloira sin renovar, tanto pavimentación como servicios de saneamiento y abastecimiento, sería la calle Villabril, que se acondicionará más adelante.

Publicidad

El presupuesto también incluye los 96.000 euros para la apertura de la piscina climatizada, que el alcalde confía en que abrirá antes de que acabe el año después de solicitarlo así a la empresa concesionaria.

Además, aparece una partida para la escuela infantil, si bien la institución municipal está pendiente de realizar una modificación del proyecto de obligado cumplimiento debido a los cambios en la legislación.

Otro de los proyectos es la construcción de un gran parque infantil en el entorno de O Malecón, concretamente en el ambito de la pista de skate, con una partida de 60.000 euros más una subvención de 40.000 euros.

A efectos prácticos, para el conjunto de los ciudadanos no habrá subida de tasas. Eso sí, se reinstaura la de terrazas para los hosteleros, suspendida a raíz de los efectos de la pandemia.