22.000 kilos de mejillones por el suelo tras volcar un tráiler en Taboadela

0
475

22.000 kilos de mejillones acabaron por el suelo después de salirse de la vía el tráiler en que que eran transportados. Ocurrió en Taboadela y la Guardia Civil de Tráfico ha alertado de que las personas que tengan la tentación de hacerse con  mejillones, desistan en su empeño, pues son incomestibles (están sin depurar) y además se han mezclado con gasóleo a raíz del accidente.

La Guardia Civil de Tráfico alertó que a las 13, 05 horas del miércoles, el CIAE-112 Galicia, se puso en contacto con la Central Operativa de Tráfico (COTA), informando de la salida de la vía de un vehículo articulado (tráiler), en el kilómetro 225,400 de la carretera N-525 (Benavente – Santiago), en el término municipal de Taboadela (Ourense), y que el conductor permanecía consciente atrapado en su interior.

Hasta el lugar se desplazaron dos patrullas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense que pudieron constatar que se trataba de la salida de vía por el margen derecho del sentido Benavente, con posterior despeñamiento por un desnivel y vuelco de un tráiler, compuesto por cabeza tractora marca IVECO y semirremolque frigorífico marca Guillón Freezer. Además su conductor y único ocupante, José Benito S.G., de 62 años y vecino de Celanova (Ourense), se hallaba atrapado en la cabina, pero se encontraba consciente y orientado, aparentemente herido leve y, tras ser excarcelado por los Bomberos de Ourense, con la ayuda del GES de Pereiro de Aguiar, fue evacuado al CHUO de Ourense.

Debido a la dificultad para realizar el rescate del vehículo y que, el mismo, no afectó a la circulación ni a la seguridad de otras personas, la operativa se pospuso hasta hoy por la mañana, con luz diurna, toda vez que la normativa de prevención de riesgos laborales prohíbe la realización de trabajos con objetos suspendidos durante la noche, salvo circunstancias excepcionales.
Cuando se le dé la vuelta al semirremolque y los técnicos del Servicio de Seguridad Alimentaria, dependiente de la Consellería de Sanidade, auxiliados por los miembros del Seprona, declararán inservibles y no aptos para el consumo humano los 22.000 kilos de mejillones sin depurar, que transportaba desde Moaña (Pontevedra), a Cerdeña (Italia).

La Guardia Civil de Ourense, realizó un llamamiento para que nadie tenga la tentación de coger alguna malla de mejillones para consumirla, pues “no son aptos para el consumo humano” porque no están depurados y, aunque así hubiera sido, se ha roto la cadena de frío y el gasóleo del camión ha entrado en contacto con los mejillones.