2022 es el segundo año más seco de la historia

Publicidad

La sequía deja una precipitación acumulada media de un 39 por ciento por debajo de la media, según la Confederación Hidrográfica Miño Sil

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, hace balance del año hidrológico 2021-2022, comenzado el 01 de octubre de 2021 y terminado el pasado 30 de septiembre, que concluye como el 2º año más seco de la serie histórica, por detrás del año 2016/17.

“Estamos ante una situación de sequía prolongada generalizada en la demarcación debido a la falta de precipitaciones; mensualmente podríamos  destacar el mes de junio como húmedo; octubre y agosto como secos; y noviembre, enero, febrero, abril, mayo y julio como muy secos”, ha explicado el presidente.

La precipitación acumulada media ha sido de 694,6 l/m2, un 39 % por debajo de la media histórica. En el año hidrológico anterior, 2020/21, se registró una precipitación de 1.159,4 l/m2, un 2 % por encima de la media y un 67 % por encima de la del año 2021/22.

Publicidad
Publicidad

Analizando los resultados en cada una de las unidades territoriales en las que se divide la Demarcación, el año hidrológico 2021/22 se categoriza como “extremadamente seco”, precipitación por debajo del mínimo de la serie histórica, en las unidades Miño bajo y Limia, y “muy seco” en el resto,  Miño Alto, Sil Superior e Inferior y Cabe.

En relación con los embalses de la Demarcación, cerraron el año hidrológico al 43,73 % de su capacidad máxima. Este volumen es un 0,88 % mayor que la cantidad de agua embalsada hace un año, 42,86 %, y un 10,81 % menor que el llenado promedio histórico en estas fechas del año, 54,54 %.

Publicidad

En lo relativo a los caudales circulantes al cierre del año hidrológico, 30 de septiembre, se encuentran de media un 28,4% por debajo del promedio histórico.

“Teniendo en cuenta estos datos y que las predicciones a medio plazo hacen prever que la situación de sequía persiste, es fundamental que los Ayuntamientos mantengan las medidas de ahorro y continúen con las labores de concienciación a la población hacia el uso racional y responsable del AGUA, recordándoles que estamos ante un recurso imprescindible, limitado y dependiente de las condiciones climáticas”, ha concluido el presidente de la CHMS.