Santa Rita sin rosas ni bullicio pero con música de Fanfarria Taquikardia

389

22 de mayo. Una fecha muy especial para O Barco: las fiestas de Santa Rita. Eso sí, este año condenadas al suspenso dictado por la pandemia del coronavirus.

Santa Rita sin rosas, ni bullicio, ni procesión, pero con la magia de la música.

Publicidad

Esta fecha tan señalada no pasó sin pena ni gloria.

La animación fue posible aún cuando el público tuviese que disfrutarlo desde balcones y ventanas.

Fanfarria Taquikardia interpretó la fiesta.

El propio Concello no quiso que esta fecha tan significativa pasase en silencio. Y qué mejor forma que ponerle música, el gran bálsamo para el espíritu.

Fanfarria Taquikardia desfiló por algunas calles de O Barco repartiendo espíritu festivo, al compás también de la “nueva normalidad”, mascarillas incluidas.

Desde las ventanas y balcones rebotó el eco de los aplausos removiendo la memoria de tiempos recientes y pasados de Santa Rita.

La Policía Local y Guardia Civil se encargaron del dispositivo de control de la fiesta local más atípica de su historia.

La fiesta de Santa Rita tuvo su representación.