O Barco destina más de un millón de euros de su remanente a obras

Publicidad

La rehabilitación de las piscinas, el Camiño do Cabo de Éntoma, Tremiñá y las calles Florencio Delgado Gurriarán y Virxe da Barxa son algunas de ellas

El alcalde de O Barco, Alfredo García, destinará más de un millón de euros (1.048.837) a obras y un plan de empleo (115.000 euros) en el municipio a cargo del remanente de tesorería, en una primera fase. Así lo refirió el alcalde, Alfredo García, que detalló la siguiente relación de actuaciones:

  • Mejora y asfaltado de las Urbanizaciones Cerámica y Huertas (25.652 euros)
  • Mejora de las calles Florencio Delgado Gurriarán y Virxe da Barxa (84.270 euros)
  • Asfaltado de la Calle Santa Rita (12.190 euros)
  • Mejora de infraestructuras en la Calle Calabagueiros (50.880 euros)
  • Asfaltado en la carretera Santigoso-Cesures (61.480 euros)
  • Camiño do Cabo en Éntoma (143.100 euros)
  • Acondicionamiento de Tremiñá (120.310 euros)
  • Mejora del Camiño de Soulecín-Santigoso (48.230 euros)
  • Calle Elena Quiroga, en su margen derecha (42.400 euros)
  • Calle San Martiño en Viloira (26.016 euros)
  • Depósito de agua de Ferradal (37.100 euros)
  • Ampliación del vestuario del Campiño de Viloira (14.840 euros)
  • Arreglo de la Calle Penaguillón (13.250 euros)
  • Arreglo y señalización de una ruta de senderismo (32.648 euros)
  • Arreglo de las piscinas municipales al aire libre (221.472 euros)
  • Plan de apoyo al empleo de O Barco (115. euros)
Publicidad

Alfredo García precisó que las obras menores, de menos de 40.000 euros, serán adjudicadas antes de que finalice el año. No tienen mayor complejidad y están centradas, principalmente, en la reparación y sustitución de firmes. “Son muy necesarias debido al deterioro que presentan las zonas a mejorar”, indicó. Es el caso de las urbanizaciones Cerámica y Huertas. “No se van a asfaltar con aglomerado en caliente sino con otro tipo de material que respondiendo bien en carreteras del municipio”, puntualizó.

Publicidad

En cuanto a la dotación de un vestuario en el Campiño de Viloira, Alfredo García destacó que cuando hay partidos con varios equipos visitantes, estos últimos “van todos a un mismo vestuario, de modo que sería bueno que hubiese otro más para los que vienen de fuera”.

Publicidad
Publicidad

Mayor dificultad en cuanto a plazos tienen las obras mayores, debido a la diversos trámites administrativos relacionados con el crédito, proyecto, concurso y licitación, como son el acondicionamiento del Camiño do Cabo en Éntoma, de Tremiña, calles Florencio Delgado Gurriarán y Vixe da Barxa y piscinas. El alcalde señaló que “mi aspiración es que puedan estar adjudicas a principios de marzo del próximo año para que en verano estuviesen finalizadas”, añadió.

Publicidad

En este sentido, explicó que el Camiño do Cabo de Éntoma precisa de permiso de Patrimonio en Santiago, teniendo en cuenta que está incardinado en el Camiño de Inverno. “No debería haber ningún problema porque ya se hizo un obradoiro de emprego y una obra que tuvieron su permiso. Si en este mes no nos dan la autorización, habría que esperar al pleno de marzo del año que viene”, expuso Alfredo García. Y añadió que urge porque sería ideal que estuviese arreglado en 2021, Año Santo en el que se prevé gran afluencia de peregrinos.

Publicidad

Sobre la remodelación de las piscinas municipales, señaló que si toda la tramitación está preparada para marzo de 2021, el inicio de las obras dependería de las garantías de la futura adjudicataria de acabar a tiempo para la temporada de baño. “Lo ideal es que fuese finalizado en verano para disfrutar de las instalaciones renovadas. Pero no vamos a correr el riesgo de abrirlas en agosto. Si tenemos la más mínima duda de que no estarían acabadas para el 15 de junio, se empezaría el 15 de septiembre”, remarcó .

Este es un buen empuje para O Barco. Seguimos trabajando”, concluyó.