La Xunta abre un expediente sancionador a Adif por el “vertido” de vagones al Sil

363

Las conselleiras de Medio Ambiente e Infraestructuras, Ángeles Vázquez y Ethel Vázquez, visitaron Sobradelo para comprobar el estado de la zona

La Xunta de Galicia acaba de iniciar un expediente sancionador contra Adif, ente público dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, por lo que estima su responsabilidad en la caída de dos vagones de tren que acabaron en la margen derecha del río Sil, hechos que podrían ser constitutivos de una infracción tipificada cómo grave en la Ley de residuos estatal.

Publicidad

Así lo avanzó esta mañana la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, que se desplazó hasta Sobradelo (Carballeda de Valdeorras) acompañada por la titular de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, para comprobar personalmente el estado de la zona en la que se localizan los vagones, pertenecientes al tren descarrilado el pasado 28 de julio.

La visita al entorno en el que fueron arrojados los vagones se desarrolló en una mañana tórrida durante la que realizaron un pequeño tramo a pie para llegar hasta el río Sil, un bello paisaje empañado por el “caso de los vagones”. También estuvieron el diputado del PP Celso Delgado Arce y la alcaldesa de Carballeda, María del Carmen González.

Tras explicar que en los últimos dos días agentes medioambientales e inspectores de su departamento se desplazaron hasta el lugar para levantar los correspondientes actas, Vázquez Mejuto indicó que la Jefatura Territorial de Medio Ambiente en Ourense inició hoy mismo un procedimiento administrativo sancionador contra ADIF como responsable de los hechos denunciados.

Así, añadió que lo sucedido en la margen derecha del río Sil podría constituir una infracción administrativa grave tipificada en la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados y en la Ley 10/2008 de residuos de Galicia como “abandono, vertido o eliminación de cualquier tipo de residuos no peligrosos”. La multa prevista para este tipo de infracciones oscila entre los 901 y los 45.000 euros aunque en este caso concreto el acuerdo de inicio del sancionador propone una multa de 35.000 euros.

Sin perjuicio de esta sanción económica, la conselleira de Medio Ambiente recordó que la investigación iniciada por su departamento también derivó hoy en la adopción de una medida provisional para que ADIF proceda a la retirada de los dos vagones y a su oportuna gestión como residuos por parte de una empresa autorizada.

En la misma línea, Vázquez Mejuto insistió en que en estos momentos la prioridad es que este material se retire de la zona lo más rápido posible y se restauren los posibles daños ocasionados durante su caída por la pendiente que separa la vía férrea del río, tal y como prevé la legislación estatal y autonómica aplicable en materia de residuos.

Así se lo trasladó esta semana al Gobierno del Estado, como recordó la conselleira, en sendas cartas dirigidas al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en las que además de reclamarles las acciones de restauración oportunas, les exigió una explicación sobre lo ocurrido, al entender que se trata de una “irresponsabilidad inadmisible” para ningún ciudadano o empresa y menos aún por parte de una administración pública.

Publicidad

La conselleira se mostró muy sorprendida con lo ocurrido hasta el punto que cuando vio las primeras imágenes de los vagones cayendo al Sil “pensé que era un fake” y lamentó la “mala imagen” que supone para Galicia.

Por su parte, la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, indicó que “desconocemos cómo van a proceder a la retirada los vagones. A día de hoy no tenemos ninguna explicación. “Es insólito y sorprendente”, valoró.