La Diputación traza un plan para promocionar los productos locales

484

Se ejecutará bajo la “Marca Ourense” e incluye también la hostelería, turismo, comercio y el medio rural

El presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando, y Raquel Rodríguez, del Centro Apícola de A Veiga, fueron dos de los participantes de Valdeorras en la primera reunión del Comité asesor del sector agroalimentario de la provincia de Ourense desarrollada vía telemática, con representación de diversos sectores a nivel provincial y convocada por la Diputación.

La institución provincial traza una campaña para la revitalización económica a través de la promoción de los ámbitos del turismo, comercio, hostelería, agroindustria y mundo rural de la provincia de Ourense.

Publicidad

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, presidió el encuentro del citado Comité para abordar una iniciativa impulsada por el gobierno provincial y que tiene como objetivo poner en marcha, con la cooperación de los diferentes agentes, empresarios y representantes del sector agroalimentario, estrategias para reactivar este ámbito de actividad económica, fundamental en la provincia de Ourense.

Baltar destacó al término del encuentro que la Diputación de Ourense acordó poner en marcha un plan para potenciar bajo el amparo de “Marca Ourense” el consumo de productos agroalimentarios locales.

Publicidad

Esta campaña de promoción global, que lanzará la institución provincial, tiene como objetivo abarcar con otras campañas específicas los ámbitos del turismo, comercio, hostelería, agroindustria y mundo rural de la provincia de Ourense. Se trata de ir “de la mano de productores, empresas y agentes del sector para destacar el mundo de oportunidades que tiene este ámbito económico en la provincia de Ourense”, afirma Manuel Baltar.

Publicidad

El presidente de la Diputación evaluó con 18 representantes de este ámbito el impacto de la crisis del COVID-19 en el sector y analizó propuestas de dinamización del mismo, entre las que figuran implementar ayudas para la digitalización de las empresas agroindustriales; estudiar estrategias para trasladar a las autoridades sectoriales de la Unión Europea planteamientos referidos a la Política Agrícola Común (PAC) y la promoción de productos y sus territorios, desde las perspectivas de Partenalia y la EHTTA, redes europeas de gobiernos locales y termalismo, que Manuel Baltar preside.

Publicidad

También subrayó la importancia de destacar las potencialidades, “porque todos coincidimos en la rentabilidad del rural y en la necesidad de seguir desarrollando iniciativas para aumentar el índice de profesionalización de nuestro medio rural”, explicó el presidente Baltar.

Asimismo, en la reunión, que se determinó que tuviese una periodicidad mensual, se puso de manifiesto la necesidad de crear una plataforma de comercio para la venta directa de los productos del campo ourensano, y el presidente se ofreció también para que la Diputación de Ourense “colabore como canal de transmisión para hacer llegar a otras administraciones las reivindicaciones del sector agroindustrial de la provincia, así como sus proyectos e iniciativas”, recordando que en estos meses de crisis del COVID-19 la Diputación de Ourense se ha caracterizado por ser “la más social de la historia”.

Además, citó ejemplos destacados como las ayudas puestas en marcha en abril “para inyectar liquidez directa al empleo, autónomos, comercio, Pymes y trabajadores en ERTEs, priorizando a las personas frente a las obras”, dijo Baltar, quien también recordó iniciativas como el programa EmprendOU, que ya ha impulsado cerca de un centenar de ayudas a emprendedores de la provincia; o la de poner a disposición del personal esencial de la crisis el Pazo de Deportes “Paco Paz”, o la de desarrollar la iniciativa “Hospital de emprendedores”, que a partir del 1 de junio permitirá disponer, en el centro cultural “Marcos Valcárcel”, a autónomos y propietarios de pequeñas empresa afectados por la crisis económica del COVID-19 de un espacio de oficina y conexión a Internet gratuitos durante tres meses