La Confederación ayudará a la reconstrucción del puente de Barxa

Publicidad

Declinó formar parte de la Comisión pero reitera que colaborará con la Administración Local en las gestiones administrativas que son de su competencia

José Antonio Quiroga, presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, mantuvo un encuentro con el vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández, y con los alcaldes de O Bolo y de A Rúa, Manuel Corzo y Álvaro Fernández, respectivamente.

Publicidad

En el transcurso de la reunión se concretaron los extremos de la colaboración que ejercerá el organismo de cuenca en el proyecto de reconstrucción del puente de Barxa (sobre el río Xares), en O Bolo, que supone un problema de movilidad que afecta a los vecinos de varios municipios.

La Confederación, tal y como ya había manifestado por escrito el pasado 25 de febrero, declinó formar parte de la Comisión creada para tal fin, por estar fuera de su competencia y ser responsabilidad municipal o de otras administraciones, si bien, manifestó de nuevo la disposición del organismo en colaborar en cualquier cuestión legal o administrativa con el objetivo de agilizar los trámites para el inicio de la ejecución de las actuaciones.

Publicidad
Publicidad

Por otra parte, también se acordó la necesidad de averiguar el grado de responsabilidad, si lo hubiese, de las concesionarias que gestionan las presas situadas aguas arriba del puente.

En este sentido, la Confederación Hidrográfica Miño-Sil informará acerca de si se cumplieron las normas de explotación de las presas y facilitará, además, los datos que consten en el Centro de Control de Cuenca (CECU) del organismo recogidos por el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) en las fechas en las que se produjeron daños por el intenso caudal del río Xares, que provocó inundaciones y avenidas.