El arraigo de la variedad godello en Valdeorras

Publicidad

Sumilleres de Galicia (Gallaecia) realizaron una cata de vinos en Vilamartín

Un total de 20 miembros de la Asociación de Sumilleres de Galicia “Gallaecia” cataron en el Hotel Paladium de Vilamartín de Valdeorras 46 referencias de vinos blancos y 51 de tintos del territorio amparado de Valdeorras. Lo hicieron durante tres horas para puntuarlas y valorarlas de cara a la próxima edición de la Guía de Vinos, Destilados y Aguardientes de Galicia, que verá la luz a finales de año, y también para que puedan optar a los Premios Gallaecia, que se entregarán en septiembre.

Publicidad

El secretario de la Asociación de Sumilleres de Galicia “Gallaecia”, Javier Facal, presente en la cata, destacó que cada año “más bodegas y referencias” se animan a participar en esta iniciativa en toda la comunidad autónoma.

Publicidad

Los blancos de la pasada añada de Valdeorras han sido calificados por Facal como “frescos”. “Teníamos curiosidad por ver cómo se había interpretado unha monovarietal como la godello este año en el territorio y nos vamos muy sorprendidos: la variedad está muy arraigada, con toques más vegetales y florales”, abundó el experto. “Se trata de un producto excepcional”, apostilló.

Publicidad

En cuanto a los tintos, siguen el punto de los blancos en lo relativo al “frescor” y es preciso señalar, tal y como ha destacado Facal, el valor diferenciador de la garnacha tintorera pero también el poder de la mencía en el territorio.