Avance en el proyecto para un nuevo paso inferior bajo la vía del tren en O Barco

Publicidad

El alcalde presentó a la Comisión Informativa de Obras la propuesta de convenio remitido por Adif al Concello

El alcalde de O Barco, Alfredo García, presentó esta semana a la Comisión Informativa de Obras la propuesta de convenio remitido por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), para la ejecución del proyecto denominado “Mejora de la permeabilidad del ferrocarril de la línea Palencia-A Coruña, en O Barco de Valdeorras”.

Este proyecto tiene un presupuesto de 1.011.746 euros para la creación de un nuevo paso inferior bajo la vía, a la altura de la calle Xirimil (kilómetro 297+935) para su uso por el tráfico rodado, mientras que el actual en funcionamiento será para uso exclusivo de los peatones.

Publicidad

De acuerdo con lo establecido en el convenio, Adif asumirá la redacción del proyecto, contratación, dirección y ejecución de las obras, así como la tramitación de todas las autorizaciones administrativas necesarias.

Publicidad

El ayuntamiento, por su parte, se compromete a gestionar, en su caso, la consecución y adquisición de los terrenos que sean necesarios para la realización de los trabajos, así como desarrollar las obras que sean precisas para que este nuevo paso sea usado únicamente por los vehículos y el actual, solo por los peatones.

Publicidad

El presupuesto es de 1.011.746 euros, en el que están incluidas, además de la ejecución de los trabajos, la redacción del proyecto y la dirección de la obra. La financiación será al
50% entre ambas administraciones, por lo que el Ayuntamiento deberá reservar algo más de 500.000 euros en sus presupuestos para este proyecto.

Publicidad

La nueva infraestructura se situará a la altura de la calle Xirimil, paralela al paso actualmente existente en esta zona, y que utilizan tanto vehículos como peatones. Será de uso exclusivo para vehículos, y tendrá unas dimensiones de 8 metros ancho por 3,10 de alto. Permitirá hacer dos carriles para que pueda ser utilizado de manera cómoda por todo tipo de vehículos, salvo camiones.

El paso actual quedará reservado para uso exclusivo de los peatones, consiguiendo de este modo garantizar la seguridad de los usuarios que cruzan de parte a parte de la vía y que ahora tienen que utilizar el mismo espacio que usan los coches.