Reducir los accidentes urbanos pasa por transferir la titularidad de calles y travesías a los Concellos

336
Reunión en la subdelegación en la que también estuvo el jefe de la Policía de O Barco
Publicidad

La subdelegación de Gobierno reunió a representantes de Policías Locales, Concellos, Fomento, Xunta, Diputación y Tráfico para abordar la siniestralidad urbana

La Subdelegación del Gobierno en Ourense mantuvo una reunión en la que participaron representantes de Policías Locales de la provincia —entre ellas la de O Barco—, además de Tráfico de la Guardia Civil y representantes de las administraciones como Fomento, la Xunta y la Diputación. El objetivo fue analizar la evolución de la siniestralidad en vías urbanas, así como las posibles medidas y recomendaciones a adoptar por los principales ayuntamientos ourensanos.

Una de las propuestas en este encuentro es que las múltiples calles y travesías que no son de titularidad municipal pasen a ser de los ayuntamientos, una alternativa para ayudar a revertir la tendencia de los accidentes urbanos, que se mantienene, y para aplicar las nuevas normativas en materia de tráfico además de los planes de desarrollo urbanístico.

González Afonso y representantes de Tráfico y las distintas administraciones

El subdelegado del Gobierno, Emilio González Afonso, incidió en que el objetivo principal de la misma es lo de “buscar soluciones y ofrecer información para que sean los propios ayuntamientos los que puedan gestionar sus vías, incrementando la seguridad vial en las mismas y permitiendo humanizar los cascos urbanos”.

Según los datos aportados por el jefe provincial de la Dirección General de Tráfico, David Llorente, la accidentalidad en vías urbanas en la provincia de Ourense se mantiene, mientras que la siniestralidad en vías interurbanas presenta una tendencia descendente.

Por este motivo, en la reunión se valoró la transferencia de calles y travesías que siguen siendo propiedad de los diferentes titulares de carreteras a los propios ayuntamientos, lo que permitiría simplificar los trámites administrativos para poner en marcha medidas que ayuden a incrementar la seguridad en sus vías y aumentar las opciones de movilidad segura para los peatones como “el estrechamiento de carriles, la peatonalización de las calles, la pacificación de la circulación o la elevación de los pasos peatonales”, segundo indicó David Llorente.

Los representantes de la Jefatura Provincial de Carreteras del Estado, de la Xunta de Galicia y de la Diputación de Ourense expusieron a los asistentes los requisitos y las posibilidades para la transferencia de calles y travesías a los diferentes ayuntamientos.

También se procedió al análisis de la normativa futura que contempla restricciones de velocidad a 30 kilómetros hora; de la nueva movilidad con vehículos de movilidad personal, los conocidos como patinetes; y de las normas que dan preeminencia a los peones y a las bicicletas en los cascos urbanos.

Publicidad

En la reunión estuvieron presentes representantes de los ayuntamientos y de la Policía Local de Ourense, O Carballiño, O Barco de Valdeorras, Xinzo de Limia, Barbadás, Allariz, Celanova, Ribadavia y Maceda.

En la misma, también participaron representantes de otras instituciones como la Jefatura Provincial de Carreteras del Estado, la Xunta de Galicia y la Diputación de Ourense, dado que son titulares de vías en los cascos urbanos de diversos ayuntamientos de la provincia.

El objetivo es que la movilidad sea más segura pues la población se concentra cada vez más en villas y ciudades. Recomendaciones para esto y el desarrollo urbanístico, siempre pensando en la seguridad vial.

“Hubo cuatro muertos, dos de ellos en villas urbanas, que están a nivel de las interurbanas. En accidentes graves, aumentan en vías urbanas, más que en interurbanos. Y el número de accidentes leves son muy altos”, explicó Emilio González Afonso. Por ello, apuntó que “esto es una alarma que se encendió y hay que tenerla en consideración. Se busca disminuir la accidentabilidad”.

Por su parte, David Llorente señaló que analizando la siniestralidad urbana que comunican las Policías Locales a las bases de datos nacional, se observa que una de las causas de la siniestralidad es que la falta de titularidad de vías y calles por parte de los Concellos dificulta la aplicación de las nuevas normas y medidas para la seguridad de los peatones. “Buscamos revertir la tendencia que, en vías urbanas no es alcista, pero se mantiene, mientras que en las vías interurbanas cae”, concluyó.