Vulcan, la perrita motera asturiana: pasión por las dos ruedas

0
2355
Vulcan, la perra motera
Vulcan con su dueño, Carlos Brañanova en A Rúa durante la concentración de este fin de semana.

Vulcan, la perrita motera asturiana, se ha convertido en toda una veterana del mundo de las motos. Sus más de 80.000 kilómetros sobre la moto dan fe de ello. Y si al principio era sólo la “atracción” de las concentraciones moteras, ahora es una participante más. Eso sí, no deja de despertar atención y curiosidad.

Vulcan, de Pola de Lena (Asturias),  tiene siete años. Monta rauda y veloz en la moto cada vez que sus dueños se lo requieren. Sabe muy bien cuándo empieza la ruta. Le encantan las curvas y el aire sobre su hocico. Le gusta la aventura,  es muy viajera, dócil, sociable, obediente y muy cariñosa. Y la complicidad con sus dueños es infinita, parece entender todas y cada una de sus palabras.

Belén Fariña dice a Vulcan que suba a la moto
Belén Fariña dice a Vulcan que se suba a la moto.

En los últimos días estuvo en A Rúa, en la concentración motera organizada por la Peña A Manada, (ya estuvo el año pasado), donde volvió a demostrar su pasión por las dos ruedas.

Vulcan, la perra motera preparándose para la ruta
Vulcan se prepara para la ruta.

Sus dueños, Belén Fariña y Carlos Brañanova, recuerdan que “estuvo hasta en Los Alpes”, destacando la buena disposición de la perrita a viajar.  Y lo hace muy preparada, con sus gafas, casco y pañuelo motero incluido.

Vulcan, sobre la moto
Vulcan es una más entre los moteros.

Son muchas ya sus aventuras y, cada vez es más conocida entre los moteros pues allá donde van sus dueños, allá está Vulcan, nombre con la que fue bautizada por ser la moto que tenían cuando la adoptaron.

Momento de colocar las gafasa Vulcan
Momento en que su dueño le coloca las gafas.

Vulcan seguirá dando mucho de que hablar pues es toda una “estrella”.

Ya preparada
Lista para partir en una de las rutas de la concentración de A Rúa.
Ya en ruta
Ya en ruta.