Pepe Brasa: “La Casa Gayoso siempre fue muy amante de la cultura”

0
2351

José Brasa, Casa gayosoA Portela es una pequeña localidad de Vilamartín de Valdeorras que conserva casas y pazos antiguos de gran riqueza desde el punto de vista arquitectónico. La Casa Gayoso es una de ellas.  Se trata de una casa emblemática, que data de entre finales del siglo XVII y principios del XVIII. Sus propietarios son María Rosa Gayoso (descendiente de la familia) y su marido, Pepe Brasa que, aunque residen en Madrid, se desplazan con frecuencia hasta el pueblo para disfrutarla.

La Casa Gayoso es una vivienda particular que no está disponible para visitas turísticas. Sin embargo, ahora, y hasta el mes de mayo, existe la posibilidad de conocer una parte de ella pues ha abierto sus puertas para “alojar”  una curiosa exposición de 22 espantapájaros, del artista Lolo Zapico (de la comarca leonesa de Laciana) para visibilizar y fomentar el Camino de Invierno, ruta jacobea que discurre por El Bierzo, Valdeorras y la provincia de Lugo.

Es la primera vez que la conocida como Casa Grande de Portela es escenario de una exposición, concretamente en el patio interior de la misma que comunica con el zaguán,  una oportunidad perfecta para descubrir además, la historia de una casa tan singular.

Exterior de la Casa Gayoso
Exterior de la Casa Gayoso

Pepe Brasa, médico de profesión, habla con entusiasmo de la Casa Gayoso, que “siempre ha formado parte de la familia de mi mujer, los Gayoso.  Relata que  “es una propiedad hidalga, los dueños comprobaron su hidalguía en la Cancillería de Valladolid. Pero no es una casa de aristócratas sino de lo que fue el burgués o la burguesía del XVIII, siglo en que acabó de construirse. Consta de dos partes. Y cuenta con dos escudos,  el de los Gayoso y el de los Díaz (de San Miguel). Era la Casa Grande del pueblo en la que se vivía del campo y después se fue reformando. Pero conserva elementos etnográficos”.

Cada rincón de la casa desprende un trocito de historia de otros tiempos y hasta cuenta con biblioteca. “Somos muy amantes de la cultura y de ahí que cediésemos un espacio a la exposición de los espantapájaros”. En este sentido, cuenta que ya en el pasado la familia Gayoso se interesaba por la cultura. “El abuelo de mi mujer fue una de las personas que luchó porque viniese una maestra a Portela y cedió su casa para que estuviera en el pueblo. Más tarde, en Casa Gayoso algunas de los miembros de las distintas generaciones familiares se ha dedicado a la enseñanza”.

Pepe Brasa, junto a un escudo de la Casa Gayoso y un espantapájaros de la exposición
Pepe Brasa, junto a un escudo de la Casa Gayoso y un espantapájaros de la exposición

Es más, añade que  “la familia Gayoso tuvo miembros que simpatizaron con los galleguistas. Es una casa muy amante de la cultura”.

Exposición de espantapájaros
Exposición de espantapájaros

Casa Gayoso abrió en otra ocasión sus puertas para un acto cultural relacionado con el sector del vino, cuando el actual presidente del Instituto de Estudios Valdeorreses,  Aurelio Blanco Trincado,  “quería fundar la Orden de la Capa del Godello.  Nosotros estamos dispuestos siempre a encantados de estar con todo lo que tenga que ver la cultura”, añade Pepe Brasa.

Una sala de la Casa Gayoso
Una sala de la Casa Gayoso, parte de la zona de la exposición

Espantapájaros en Casa GayosoCasa Gayoso espantapájaros (2)Casa Gayoso 5